Boletin JondoWeb


Querido amigo :

Se ha presentado recientemente la programación de la Bienal de Flamenco de Sevilla de este año. La expectación era muchísima porque la polémica que dio lugar a la dimisión de José Luis Ortíz Nuevo al frente, fue muy sonada. El nuevo director es un hombre de la cultura de Sevilla y relacionado con el flamenco, pero no hay que perder de vista que es corporativo, aunque solo sea por su vínculo con el que ha dejado de ser ministro del interior recientemente, que es su sobrino. Quizá por eso asumió el cargo, porque Ortiz Nuevo tiene tanto peso en el sector que era difícil que alguien que no tuviera un perfil distinto se acercara con intenciones de sustituirle, ya que adaptado a lo flamenco, el Poeta (Ortíz Nuevo) es lo que podríamos denominar un excepcional “influencer”. Vamos… un verdadero hacedor de opinión.

Pero no me cansaré de repetir que la Bienal cerrará el círculo cuando el artífice de su existencia vuelva a acometer la difícil tarea de actualizarla y vigorizarla. Es de ley que el proyecto que uno “pare” vuelva a uno para remozarse antes de que la monotonía le haga sitio a la decadencia o aún peor, desaparezca. Es una cuestión de salud del proyecto y de justicia social.
Recuerdo el Festival de Villancicos Flamencos que yo creé en el año 2003 y dirigí hasta el 2011. Cuando otra persona asumió la dirección, el Festival fue perdiendo fuerza e interés, haciéndose absolutamente endogámico hasta que finalmente ha desaparecido.

Afortunadamente, este no es el caso de la Bienal, que tiente mucho más por ver que lo que ha visto… Pero la programación presentada es un “más de lo mismo”, que no termina de satisfacer a la comunidad sevillana, e incluso que despierta desasosiego en el sector, ya que pone en primer plano a la innovación y deja menos espacio a los espectáculos que defienden la esencia del flamenco conocido. Atrás quedó aquella intención de la década de los 80 por poner sobre el escenario a los mayores que podían acercarnos a ese concepto más enraizado de lo jondo. Porque en estas lides del flamenco, los mayores tienen una forma especial de hacer y de decir que no se debe obviar. Sin duda, esto tiene mucho que ver con el hecho de que este arte, como todo, se aprende y se perfecciona con los años… pero bueno… ese es otro tema…

Lo cierto es que muchos aficionados nos quedamos con las ganas de saber qué hubiera hecho el Genio de las Programaciones Flamencas, Don José Luis, que seguro hubiera empezando modificando las estructuras.



Gracias por confiar en Jondoweb.



Críticas

Noticias

Investigación, Opinión y Multimedia

Promoción