Vestido de luces


Discos Flamencos
Paco del Pozo
Harmonia Mundi (2003)
Marcos Escánez Carrillo


Nos encontramos con un disco que vio la luz el pasado año (2003), y al que seguramente no se le ha dado la importancia que tiene. Paco del Pozo no goza de una prodigiosa voz que convenza y apabulle, que envuelva y meza a quien lo escucha, pero va rápido en conocimiento y fino en gusto, tiene una tesitura de voz interesante y flamenca, y el disco, en líneas generales está muy por encima del aprobado.

Son varias las cosas dignas de significar sobre este trabajo, aunque seguramente la más importante está relacionada con la novedad de que todas las letras versan sobre la fiesta de los toros y no se habían cantado anteriormente. Recopila letras de un buen número de poetas en el intento de hacer un homenaje a la familia Ordóñez, y para ello afronta el reto de introducir nuevas letras para las que consigue buscar un fraseo apropiado en todos los cortes.

Vestido de luces es un concepto de trabajo discográfico inteligente y sobrio. Con madurez y elegancia va compartiendo protagonismo con el saxo de Jorge Pardo, las guitarras de Jerónimo y Felipe Maya, o el piano de Pablo Suárez, entre otros músicos.


La tónica del disco es buena, y alcanza la cota más alta en la cabal con la que cierra la seguiriya, porque durante el desarrollo del cante sabe mantener la tensión precisa y darle su espacio en el tiempo. No hay otra forma más digna de demostrar la afición y la entrega.

La bulería “Plaza de Ronda” es muy difícil de cantar. A veces confundimos lo difícil con lo bien hecho, con lo flamenco o con lo bonito. Bonito es el corte por sevillanas y flamenco es el primero de los fandangos del décimo corte en el que se acuerda del maestro Caracol. Y como en un disco actual no pueden faltar los estribillos pegadizos, me quedo con la originalidad y sencillez del que utiliza en la soleá por bulerías, que no consigo que se me vaya de la cabeza.

Habrá que seguir de cerca de este joven cantaor, que promete tener cosas que decir…