Un sentir


Discos Flamencos
EA!
EAMÚSICA (2004)
Marcos Escánez Carrillo


Cuando escuché este disco por primera vez pensé simplemente que no era flamenco sin entrar en cualquier otra valoración. Después de haberlo sometido al número mínimo de audiciones que considero necesarias para poder tener un criterio más o menos objetivo sobre la simpatía que siento hacia él, sigo pensando que no es flamenco, pero alejándome definitivamente de cualquier sentimiento peyorativo.

“Un sentir“ es un proyecto comprometido, y desde esa óptica, goza de todo mi respeto.

Musicalmente, creo que ahora se le llama Flamenco Chill. Sinceramente, no sé lo que es eso, pero imagino que será una denominación vanal y superficial.

En cambio, no es superficial utilizar trompetillas de carnaval para dar término a una parodia en forma de tanguillos sobre la figura de un ejecutivo ligón y perfectamente actualizado, utilizar el sonido de las olas del mar para posteriormente hablarnos de una especie de agua de limón que aparece al atardecer y de la que se puede beber hasta el nombre, o entender que “la respiración de la madera / rasga los latidos de la tierra / que nos lleva a hacer nuestra música / para que se unan las raices”.


EA! reivindica la importancia de la tierra, que vuela, respira, quiere bailar, y es el verdadero motor de un sentir único, de un mismo latido que es la base del compás de la humanidad. Y para ello, intentan crear en este disco una especie de entorno amigable, donde la denuncia se hace creando aquello que es contrario a lo que molesta.

Y pienso que la mejor denuncia la hacen al recurrir a la figura más universal de la literatura española : El Quijote, al que vuelven a dar vida para reconocer en su demencia la salvación a tanto desatino.

Profetas y caudillos,
pontífices y reyes,
con modos y sigilos de serpientes
barajaron los hilos de la suerte.
¡Quijote, tú no pases de demente,
quizás así te libres de la muerte!