UHF


Discos Flamencos
Ultra High Flamenco
Bost, 2007
Pablo San Nicasio Ramos


No tardarán en ser tan conocidos en su versión colectiva, como lo son ya a nivel individual. UHF son las iniciales del proyecto “Ultra High Flamenco”, iniciativa musical nacida de casualidad, tras unas colaboraciones en común para el bailaor Joaquín Grilo del violinista francés Alexis Lefèvre, el guitarrista y productor José Quevedo “Bolita”, el contrabajista Pablo Martín y el percusionista gaditano Paquito González. Ellos, músicos flamencos de sobra reseñados en los discos y directos de los más grandes, arrancaron en 2005 y ahora en 2010 presentan la versión pulida de su primer disco. “UHF”, como ellos mismos.

Con la colaboración puntual de “Cepillo”, la curiosa formación se embarca en un proyecto de nueve temas de equitativa creación e implicación. Con sólidas, respetuosas y asentadas bases flamencas, insultante facilidad de empastes y apuesta por la experimentación, repetimos, más honrosa para el flamenco.

Búsqueda de nuevas posibilidades sonoras sobre ritmos flamencos donde todos tienen su oportunidad para lucir virtuosismo, que lo tienen, y seguir los pasos de los instrumentistas que no hace mucho (en los casos del violín, contrabajo o percusiones) abrieron senda en el controvertido y a veces denostado mundo de la instrumentación flamenca.

Así, en “Tax dirt” tiene su sitio la guitarra de “Bolita”, quien por soleá reivindica el sitio de un tocaor que, como tantos otros, quizá debiera tener su lugar más alante en el escenario. La “Alexiada” supone otro tanto para el francés Alexis Lefèvre, músico que de un tiempo acá, se ha unido a la interesante nómina de virtuosos del violín que enriquecen las creaciones flamencas.
Entre tanto, el contrabajo de Pablo Martín, habitual del grupo de Gerardo Núñez, hila armonías reforzando el valor instrumental de un disco que, sin duda y aún siendo muy bueno, no llega ni de lejos a las cotas de brillantez del directo de estos amigos.
Será Paquito González y sus percusiones quien, por su parte, acapare flashes y cierre disco mientras “Se Mastica la Tragedia”.

Nueve temas de intachable producción y altas miras que, pese a quien pese, renuevan con modernidad algo que nadie mejor que ellos conoce.