Turquesa como el limón


Opinión
Angel Lacalle


Turquesa como el limón

Teatro Pradillo, Madrid 2 de agosto 2006
Baile y coreografía: Roció Molina y Laura Rozalén
Música: Paco Cruz y Manuel Cazás
Cante: Rafael Jiménez “Falo”
Percusión: El Negro




En un principio todo parecía un disparate, después una broma arriesgada y expuesta. Bueno, pues ni una cosa ni otra, fue un trabajo bien a propósito, un serio intento de renovación con final feliz, muy feliz y además divertido. Quiero resaltar lo de divertido porque son ya demasiados los intentos de coreografiar dramas de corte clásico muchos de ellos sin demasiado fundamento.

“Turquesa como el limón”,consiguióaunar dos épocas del baile bien distantes en el tiempo: la rabiosamente actual del hoy, interpretada por rumbaypercusión a cargo de Roció Molina, y el eternamente romántico ayer por alegrías al mas puro estilo de la Mejorana con bata de cola y todo, resuelto con elegancia por Laura Rozalén, así, despacito, como quien no quiere la cosa.

Tanto contoneo medido y tanto rabioso zapateado, no solo fueron dos formas diferentes de bailar, fueron también una protesta. Porque son demasiadas las veces que alguien comenta desafortunadamente: “le falta una cuarta” o “le sobra un pellizco”.

¿Cuantas veces me habrán preguntado al referirse a bailaoras- “que sean guapas Angel” y cuantas les habré preguntado lo mismo ¿y que bailen bien?

Afortunadamente nadie somos iguales y Roció ha querido celebrar precisamente eso, las diferencias unidas en una misma forma de arte, “pa ti y pa mi” comentaban mirándose la una a la otra mientras las fotografiaba.