Trece verdades


Discos Flamencos
India Martínez
Sony (2011)
Yolanda Martínez


Una voz cálida, llena de matices, acompañan a una imagen bien parecida que, de antemano, apetece escuchar porque se le adivinan muchas cosas por contar, algo más de una docena. En sus ‘Trece verdades’ India Martínez da alas a la libertad para traspasar fronteras y ofrecer un encuentro de culturas con personalidad propia. La música hindú, la árabe y la flamenca recorren la voz de Jennifer Jessica Martínez, nombre real de la joven cordobesa, en un tercer álbum marcado por el mestizaje, un ritmo actual, sabores marineros y aires de esperanza con letras de andar por casa, en las que cualquiera puede reconocer parte de su existencia.

El amor es una balada continua que, sin perder un ápice de romanticismo, gana garra y dramatismo en las trece canciones que componen este disco gracias a la personalidad flamenca de India, quien recurre a su voz cantaora, rítmica, fresca y flexible para ahondar en el sentimiento de quien escucha.

India Martínez recupera en este trabajo uno de los temas más representativos de su repertorio, ‘Solo tú’, perteneciente a su segundo trabajo discográfico ‘Despertar’ (2009), en el que imprime al desamor el mensaje de esperanza y futuro que dan los sonidos étnicos. Otra de las baladas estrella de ‘Trece verdades’ es el tema ‘Vencer al amor’, con el que la joven cordobesa ha llegado a figurar en los primeros puestos de las listas de éxito más importantes de la radiofórmula española. La fugacidad de las relaciones personales, los amores reñidos de la etapa convulsa que nos ha tocado vivir se dibujan en ‘Manuela’, ‘Seré’ o ’90 minutos’. La fe de quienes intentan la vida soñada en una tierra nueva amanece en ‘Voces del viento’ y vislumbra la luz del día en ‘Khedni Maak’. La joven cantaora también maldice ‘a los hombres que acaban con las mujeres y sólo dejan una lista de nombres’ en una canción protesta que llora una triste realidad.

‘Trece verdades’ se convierte por méritos propios en la confirmación de una cantante que continúa buscando su camino entre las distintas posibilidades que le ofrecen su voz, la juventud de sus años y un mundo hecho de contrastes cual prisma insatisfecho. Un disco personal, sin límites, en el que cabe todo, pero con el orden que establece el buen gusto y el mejor oído. Si bien sigue la estela definida con ‘Despertar’, hilvanado con cante flamenco y sonidos étnicos, deja lugar a la evolución natural para mostrar una personalidad en constante cambio, libre, joven y actual, con cuyo ímpetu es fácil sentirse identificado en un momento en que parece que todo ha de pasar por un etiquetado previo.

India Martínez no pasa desapercibida con este tercer álbum que canta las ‘Trece verdades’ de una artista que se está fraguando al son de la libertad y el derecho, y no menos obligación, de ser quien quiera.