Transcripciones de Yerbagüena


Libros
Pepe Habichuela
VG Ediciones. 2007
Pablo San Nicasio Ramos


La tarea de transcribir flamenco, sonanta, no es fácil. Principalmente porque en este tipo de música intervienen muchos elementos y factores nada fáciles de indicar sobre el papel. Detalles que todo buen flamenco conoce pero cuya representación gráfica no ha sido precisamente algo tradicionalmente usado. No son sólo las notas y la duración de cada una lo que tiene importancia. Es necesario aquí hablar de acentos, de golpes, de tipos de rasgueos (con todos los que hay…), de digitaciones adecuadas y encima… hablar del toque específico…del “aire”.

El sello VG Ediciones ha sacado una serie de partituras, y tiene muchas más en proyecto, que marcan el paso más avanzado de lo conocido hasta ahora, en cuanto a la calidad de lo que nos habían puesto sobre el atril.

Enrique Vargas, músico gitano de origen francés, ha sido en el encargado de llevar a cabo una tarea muy compleja, de la que ha formado parte su amplia formación, y que ha llevado a una minuciosa recreación de todo lo que los artistas escogidos plasman en sus discos y directos.

Rafael Riqueni y su “Alcázar de Cristal”, José Jiménez “Viejín” con su “Algo que decir” y Pepe Habichuela, autor del ya mítico “Yerbagüena”, son los tres guitarristas que, con sus respectivos trabajos, inauguran esta andadura didáctica. Esta última obra acaba de salir al mercado en dos cuadernos que cuentan con el aval más sincero del creador.

Libros de una impecable presentación, incluyen una digresión sobre el artista y un análisis de cada toque. A nivel genérico y más particularmente el propio de cada autor. Con una indagación y concreción de sus escalas, acentos y marcajes verdaderamente pioneras. En español y en inglés. Eso como preámbulo a unas partituras magníficamente estructuradas y explicadas.

Para pararse a pensar si haría falta un profesor al lado. Con este material y el disco uno puede llegar bastante lejos, por no decir casi a la meta.

Sin duda la implantación generalizada de la guitarra flamenca como asignatura académica, será una de las grandes bazas para difundir todo este conjunto de transcripciones. Son pasos que el flamenco va necesitando porque cada vez son más los músicos y aficionados de todo pelaje y procedencia que llaman a las puertas del flamenco y muchas veces sólo se encuentran medias palabras para explicar lo que oyen y ven.

Enhorabuena.

===============================================

Querido amigo:

Muchísimas gracias por su generoso comentario respecto a mi modesto trabajo. Ha entendido usted perfectamente la tarea que intento llevar a cabo, lo cual inspira a seguir con esta ardua tarea, que no es 
exactamente caminito de rosas.

También ha deducido usted que este trabajo está orientado hacia un aprendizaje más académico del arte de la guitarra flamenca. Ignoro si llegaremos un día a ver el flamenco como asignatura en los conservatorios o escuelas de música del mundo, pero de momento ahí están estos textos que se han planteado con el rigor necesario para semejante objetivo.

Sin embargo, no es esta la única tarea que tenía en la mente iniciando esta colección. Mi intención es preservar de forma lo más precisa y pormenorizada posible el patrimonio de los guitarristas flamencos más importantes de nuestro tiempo.

Su reseña de mi trabajo me anima a seguir adelante. Entiendo el prestigio, la importancia y el alcance de jondoweb y su papel en la difusión del flamenco.

Reciba un fuerte abrazo,

Enrique Vargas Molina

PD: Una pequeña precisión que, aunque carece de importancia, me gustaría hacer: No soy gitano francés, soy hijo de gitanos españoles exiliados en Moscú durante la Guerra Civil.