Testimonios


Discos Flamencos
Manuel Moneo
Fonoruz (2007)
Loco Mateo


1950, en Jerez de la Frontera (Cádiz), en el seno del barrio La Plazuela y bajo la estirpe de una familia de gitanos “ Los Pacotes”, ve la luz Manuel Moneo, cantaor puro y fiel que aún permanece dentro del cante Jerezano y aunque no es muy celebre fuera de su territorio, si es uno de los cantaores que prefiere escuchar el aficionado leal, cuando precisa recubrirse escrupulosamente de la pureza, honestidad, decencia y decoro de los aires Jerezanos.

Manuel Moneo es de los muchos cantaores que se sienten más a gusto cantando en reuniones flamencas de aficionados que en los escenarios, quizás porque cuando un artista canta en una reunión de aficionados la compenetración que existe entre ambas partes es más cercana y verdadera.

El trabajo discográfico que presenta Manuel Moneo bajo el titulo de “Testimonios” tiene mucho de esa compenetración cercana y verdadera con el aficionado, ya que Manuel no se ha encerrado meses en un estudio observando la grabación, escuchándola una y otra vez , intentando mejorar lo que a uno no le gusta e incluso repitiendo los cantes, sino que por el contrario son grabaciones en directo recogidas en la giras del cantaor, Jerez, Algeciras, Valladolid y Casabermeja, con el aderezo de las sonantas de Moraíto, Antonio Jero y Juan Moneo, dejando para el estudio únicamente la remasterización de los directos del cantaor; directos que son cercanos y verdaderos al aficionado, directos en los que jamás puede existir la mentira, sino la expresión verdadera que en ese momento siente el cantaor, directos que dan “testimonio” de cómo es el cante de Manuel Moneo por Bulerías Cortas, por Bulerías por Solea con los diseños melódicos de Antonio La Peña, El Gloria, Tomas Pavón y alguna copla por solea, por Martinetes, por Solea tal y como dice Manuel, con los aires de Manuel Torre, Chacón y Mojama, por Seguiriyas con aires a Manuel Molina, Paco La Luz, Lacherna, y cierre con la Cabal del Fillo, por Tarantos con ecos de Manuel Torre, Granaina de Chacón y Malagueña del Mellizo, Fandangos de Enrique El Almendro con recuerdos de Caracol algunos de ellos, cerrando con uno de Manuel Torre y finalmente, cierra el trabajo con una bulería jerezana casi en su totalidad, en algunos momentos acordándose de Terremoto, de Maria La Moreno y de Antonio Mairena en una bulería romanceada de corte lebrijano.

Manuel Moneo y sus “Testimonios”. Testimonios que son pruebas y demostraciones del cante honrado y sin engaño de uno de los últimos cantaores fieles y puros de Jerez.