Semana Cultural de Paradas


Libros
VVAA
Ayto. Paradas, 2015
José Cenizo Jiménez


Pablo Parrilla, Eduardo J. Pastor, Beni

Semana Cultural de Actividades Flamencas.
Paradas. 1991-2015, 2015.


El Ayuntamiento de Paradas y la Diputación Provincial de Sevilla han editado un libro que reúne textos, reflexiones y numerosas fotos sobre la historia, hasta 2015, de la ya emblemática Semana Cultural de Actividades Flamencas del pueblo sevillano de Paradas. Viene firmado por los jóvenes y sin embargo ya conocidos aficionados y conferenciantes Pablo Parrilla y Eduardo J. Pastor, con el soporte visual del fotógrafo Beni, todos de la localidad citada (como quien esto escribe, por cierto).

Dicha Semana se funda en 1991, con la fuerza promotora de la Peña “Miguel Vargas” en torno a la figura de su titular, con el apoyo del Ayuntamiento de Paradas, y se basa año tras año en un homenaje a alguien del mundo flamenco, siempre que tenga relación alguna con el pueblo y sus aficionados, así como en unos días de conferencias y recitales de cante, toque y baile de verdadera altura artística. Por la Comarcal, antiguo silo, aula de cultura muy bien preparada para el evento, han pasado homenajeados artistas como Miguel Vargas, José L. Postigo, Milagros Mengíbar, Manolo Franco, Chocolate o José Menese, entre otros, pero también aficionados de la localidad como el fallecido Curro (Francisco Fuentes), críticos como Manuel Martín Martín, peñistas como José María Segovia, investigadores como Manolo Herrera o el propio presidente de la peña durante estos últimos años, Manuel Martín Alcaide, un lujo de aficionado y peñista. Han dejado su palabra conferenciantes como los citados Manuel Martín Martín o Manuel Herrera Rodas, y muchos más: Máximo Jiménez, Manolo Bohórquez, Juan Vergillos, José L. Rodríguez Ojeda, Miguel Acal, Luis Soler, etc. La lista de unos y otros sería larga (hemos tenido el honor de participar en varias ocasiones).

Veinticinco años están recogidos en estas páginas de agradecimiento, de memoria (muchos artistas y conferenciantes ya nos dejaron, como Miguel Acal o el impagable Chano Lobato o el mismo Miguel Vargas, y se han vivido allí momentos inolvidables). Un libro escrito con ánimo, con alegría, con devoción por el flamenco y los flamencos, ameno además por la variedad de fotos y carteles. Una obra de testimonio, de testigos, de armonía, reflejo de la calidad como aficionados de cuantos han aupado a la Semana de Paradas a la historia reciente del Flamenco.