Sastipén Talí


Discos Flamencos
Paco Fernández
OFS (2005)
Marcos Escánez Carrillo


De la familia de los Fernández y de Sevilla, aparece la obra prima de Paco Fernández, hermano de la cantaora Esperanza. Tras curtirse en el mundo del acompañamiento, sobre todo al baile, donde los componentes de esta saga han demostrado sobradamente ser abanderados, Paco Fernández asume la aventura de grabar un disco con una tremenda dignidad y con encomiable humildad.

“Sastipén Talí” es su título, que en romaní significa “Salud y libertad”. Dos palabras hermosas para un proyecto que deprende muy buen “rollito” en todos los aspectos. Bueno, aunque sí que es reprochable que se atribuya la autoría de letras que hace más de 50 años grabó Pepe Pinto, entre otros.

Por lo demás, en este disco se vuelcan todos los Fernández, además de un puñado de buenos amigos. Sobresalen la colaboración de Esperanza cantando, de Bernardo Parrilla al violín y de Diego del Morao como segunda guitarra.

Paco Fernández se destapa como guitarrista solista, como cantaor, como percusionista y como compositor de letra y música, al igual que otros compañeros de profesión. Y lo más curioso, es que además de demostrar sus bondades como “hombre orquesta” podemos comprobar que lo hace bien… de verdad.

“Sastipén Talí” es un disco entretenido por variado y tiene un planteamiento musical sencillo pero interesante, entre otras cosas, porque el guitarrista no ha pretendido más que ofrecer lo que mejor sabe hacer : flamenco.

Una opción musical que sigue la huella de la estética camaronera y del sonido mágico de Paco, pero asumiendo sus propias limitaciones y sacando partido a su posición de conocimiento. Haciendo valer, en definitiva, sus propias vivencias desde las entrañas de una estirpe de artistas.

Su aptitud para la creación se asoma en el corte que le da título al disco, una alegria a cuya melodía incorpora de forma magistral voces de la televisiva serie “Raíces”; o en el distinto discurso que aplica a cada una de las tres bulerías del disco, siendo la dedicada al torero Curro Romero la de carácter más intimista y profundo.

Si. Ha leído usted bien. Tres bulerías. Es que ahora, el flamenco tiene su expresión más vital por este palo. Pero bueno… Lo importante es que todo se haga con cabeza, y parece que Paco Fernández anda bien servido.