Riqueni en el Olympo de los Dioses


Reportaje
Jorge Sánchez
Julio, 2015


En el mes de Junio, la SUMA flamenca 2015 nos inunda Madrid con un programa variado, a veces algo repetitivo en sus artistas y conservador en sus propuestas.


Rafael Riqueni, en lo más alto.

Llevábamos muchos días esperando con avidez esta fecha, 24 de Junio de 2015. Juan Verdú, promotor nos tenía en ascuas con la presentación del "nuevo" Riqueni. Del Rafael ya hemos vivido mucho y bien. Del artista estábamos por ver.

En el bonito Teatro de La Abadía reinaba la ilusión y el nerviosismo. Allí estaban los amigos y los grandes artistas, Carmen Linares, Serranito, El Viejín, El Entri, Toni El Pelao, Cristóbal Reyes y más. La Sala llena.

Riqueni sale con su timidez, casi pidiendo permiso y perdón por estar en un escenario tan grande. Tarantas y Soleá. !Joder, como está! Señores y señoras ¿Dónde estamos? !Que silencio! Vibrante, auténtico, mágico, …..!Que mano derecha tiene Don Rafael! !Que flamencura! Y después del silencio, el público puesto en pie, entre aplausos y !bravos!. Entregados.

¿Estamos ante la gran figura de la guitarra flamenca actual?. Absolutamente, si. Afortunadamente estamos ante un genio. Rafael Riqueni está en el Olympo de los Dioses.

Posdata. Quería recordar en estos maravillosos momentos a dos personas, entre otras, que en los tiempos difíciles del artista han estado en la lucha de la recuperación del artista. Joaquín San Juán, de la Academia madrileña de Amor de Dios y Paco Bech , el impulso de estos últimos años. Gracias a todos.



  • El Teatro de La Abadía, con expectación
  • Rafael Riqueni, artista
  • Riqueni, en concierto
  • Manos de genio al toque
  • Rafael Riqueni
  • Rafael Riqueni
  • Rafael Riqueni,  en concierto
  • Riqueni con José Acedo
  • Saludos entre aplausos y !bravos!
  • Abrazos con sus amigos-artistas. Con El Pelao
  • Abrazo con El Entri
  • Abrazo con su gran amigo, Joaquín  San Juán


Canales, en su nueva juventud.

Antonio Canales, presenta un nuevo programa, "Una moneda de dos caras".

Cuando me acerco a los "Teatros del Canal", voy muy escéptico, pues últimamente no tenía claro lo que el artista ha hecho durante estos últimos años. Pero, !Sorpresa!. Me sorprendió.

La obra es un monólogo lleno de carisma, de drama, de suave humor, de historias vividas, de anécdotas con una visión interpretativa de alegrías y penas. Una vida llena, con subidas y caídas, con muchos días de éxito y otros pocos de negrura. Y por encima de todo, el baile flamenco.

!Y como bailo!. Lleno de sensibilidad y buen hacer. Se despertó su Ser. Con una mejor figura, volvieron sus tiempos jóvenes y nos hizo vibrar y sobre todo Sentir. Fulgurante, lleno de matices y con gran dinamismo.

Buen montaje y buenos músicos en el escenario.

Antonio Canales ha vuelto donde se le necesitaba. Loado sea.

El Güito y El Yiyo.

Si en un programa está el bailaor El Güito, es seguro que mucha gente va a verlo. Sabemos que el artista siempre cumple aunque sea en dosis de perfume caro. Y así fue.

Llevábamos varios años esperando al joven bailaor El Yiyo, pues su infancia fue triunfante y lleno de halagos de la prensa especializada.

Músicos de primer nivel aun con un montaje algo desigual y con un sonido que nada ayudaba. Pero nada importaba si estaba la nueva savia del baile flamenco.

Pero, yo no lo entendí. El público parece que sí. Que los zapateados, que los rasgueos de puntera, que las vueltas y vueltas de un cuerpo joven, que los golpes efectistas de cabeza, tenían sus efectos en un público avido de grandes movimientos en la escena. Pero, yo no lo entendí.



  • Antonio Canales
  • Antonio Canales
  • Antonio Canales
  • Canales, en el drama
  • Tacones
  • Antonio Canales
  • !Aquí estoy de nuevo, Antonio Canales!



UHF (Ultra High Flamenco).

La Bienal de Flamenco de los Países Bajos, nos suele traer bellos espectáculos en colaboración con el Festival madrileño. Pero en esta ocasión no fue así. Los jazzistas-flamencos españoles en su unión con los holandeses, hicieron un conglomerado de sonidos llamados "contemporáneos", pero que particularmente no llegué a entender.

Ramiro Obedman dió la campanada.

Se anunciaba para despedir el Festival, la actuación de Camerata Flamenco Project, que no sé exactamente el porqué de la palabra Flamenco.

Un grupo de buenos músicos que ofrecieron una desigual actuación, igual tenían momentos brillantes que otros no, aunque prevalecieron los primeros. Estupenda colaboración de Carmen Linares y la gran bailaora Leonor Leal, que siempre se encuentra en la vanguardia flamenca y nunca me cansaré de decir, que estamos ante una de las mejores artistas.

Pero la gran campanada la dio el hombre de los buenos "vientos", Ramiro Obedman, que con la flauta, clarinete y saxo, nos ofreció una destacadísima actuación e hizo que el público vibrase de emoción. Ciertamente hay que quitarse el sombrero y homenajear a un auténtico "crak" de la Música.



  • El Güito
  • El Güito
  • El Güito
  • El Yiyo
  • El Yiyo
  • El Yiyo
  • El Yiyo
  • Ramiro  Obedman, a los
  • Ramiro  Obedman, a los vientos
  • Ramiro  Obedman, a los vientos
  • Leonor Leal con el cante de Carmen Linares