Propuestas didácticas en la ESO


Libros
Manuel Salazar Miranda
MSM (2010)
Marcos Escánez Carrillo


Un trabajo como este está destinado a no ser tenido en cuenta durante mucho tiempo. Ha de esperar, por tanto, el momento oportuno en el que la curva de interés y de utilidad sea óptimo. Y ahora, en este preciso instante que publicamos esta reseña, enero de 2012, cuando el pasado 23 de diciembre de 2011 salió en el BOJA (Boletín oficial de la Junta de Andalucía) un proyecto de Orden por la que se establecen las medidas para la inclusión del flamenco en el sistema educativo andaluz, parece conveniente, por no decir necesario, desempolvar todos los trabajos que como este, se adelantan a los intereses de los políticos de turno, que dicho sea de paso, ha sido y es un turno de más de 30 años, lo suficientemente largo en el tiempo como para que nadie se les hubiera adelantado.

Este trabajo que además no cuenta con editorial alguna, subvención o ayuda pública, y que ve la luz gracias a los recursos económicos del propio autor, debe considerarse como la obra de una especie de superhéroe desubicado, que acaricia la locura de pensar que la vida es posible incluso dentro de un cráter en ebullición.

Personas como Manuel Salazar hacen posible que el flamenco sea lo que es, porque introducirlo en los colegios es ardua tarea si no se cuenta con los apoyos institucionales; y a pesar de ello siguen trabajando para que la inclusión sea más viable. Sin más, personas como Salazar entienden que la cuestión de reforzar la cultura andaluza y el flamenco sólo pasan por incluirlo en las materias de estudio de los más jóvenes.

Ahora, visto lo visto, es fácil entender que en España no se valora el flamenco, mientras que en el extranjero es de elevada valoración, y que allí, curiosamente, constituye un valor identitario, cultural e incluso, económico. Parafrasando a Paco de Lucía, si hay algo que tiene señas de identidad, es Andalucía. Y es que una palabra como “Olé” es reconocida en todo el mundo y se asocia indisolublemente con el flamenco y por ende, con Andalucía, mal que le pese a quien le pese….

Por ese motivo me sentí decepcionado y malhumorado cuando la profesora de música de mi hijo, tras encargarle a los chavales que hicieran un trabajo sobre un músico de reconocido prestigio internacional, le negó la posibilidad de hacerlo sobre Paco de Lucía, alegando el salvaje argumento de que eso no era música… y tuve que encararme con ella para explicarle que estábamos hablando del mejor guitarrista del mundo, reconocido por todos los guitarristas del mundo de todas las disciplinas del mundo, que además, había grabado más de 32 discos en solitario, etc… etc… etc… Y finalmente, el trabajo tuvo que ser sobre Shubert, para que no lo suspendieran…
Así que el verdadero mérito de Salazar, así como de los señores de la Unesco que han obligado a la Junta a considerar esta propuesta en al que tanto tiempo llevan trabajando muchas personas, viene a hacer justicia sobre la importancia de que los niños andaluces estudien a Mozart equiparando su importancia musical a Don Antonio Chacón o Paco de Lucía….

Este libro, dirigido a personal docente, propone una serie de actividades para desarrollar con los alumnos, y aunque no es el mejor que ha llagado a mis manos, si que es uno de los documentos que deben tener en cuenta en el ministerio o delegación correspondiente para este gran proyecto que anuncian en el BOJA.

Como dato anecdótico, debo aclarar que en los sitios de internet que recomiendan, no se encuentra Jondoweb.com, lo que implica una mayor desubicación de la que antes apuntaba…. Pero esto es circunstancial y no es determinante… Entiéndase como un guiño para la próxima entrega…