Pencho Cros. El regalo de una voz


Libros
Maria Jesús Villar
Editorial Azarbe, 2006
Marcos Escánez Carrillo


Tras la desaparición de Pencho Cros, decidí acometer la lectura de su biografía que el Festival de Cante de las Minas había editado a modo de homenaje el año anterior. Creo que acercarme a su vida y a su obra es la mejor forma de rendirle mi particular homenaje.

Este trabajo es una biografía sencilla, honesta, que mientras relata la trayectoria y la personalidad del protagonista, intenta resaltar sus virtudes apoyándose en los testimonios de amigos fundamentalmente y de otros, que sin haberlo conocido, han estado relacionados o han estudiado sus formas cantaoras.

Cros es uno de los últimos flamencos de una época que podríamos denominar de “pasada”, lamentablemente. Un buen hombre reflejado en el “puñado” de buenos amigos que deja, un padre afectuoso que añoran sus hijos, ya mayores, y un bohemio que priorizó siempre la dignidad y el honor al interés económico.

En esencia, esa es la semblanza que hace Maria Jesús Villar. Y aunque le otorga un don creativo del que yo discrepo o referencia en exceso la importancia de las copas en sus frecuentes reuniones, dibuja un perfil entrañable para aquellos que nos acercamos a este trabajo.

Pencho Cros era un hombre de la Unión. Así se sentía, pero intuyo que hubiera sido muy de cualquier sitio, si hubiera nacido en otro lugar. Por eso creo que hubiera sido interesante añadir testimonios de personas que habiéndolo conocido, no hayan tenido filiación con La Unión.

La autora hace un repaso a sus intervenciones más relevantes, su discografía, reconocimientos obtenidos, e incluso, hace inventario de sus letras preferidas. Un trabajo que hubiera cerrado el círculo de haber cubierto el estudio musicológico de su forma de abordar el flamenco.

Y si realmente, Cros fue un cantaor local, con extraordinario reconocimiento local, que ha trascendido porque en su localidad tiene lugar un evento de dimensión internacional que ha querido revitalizar su figura, no es menos cierto que se trata de un cantaor con una personal forma de interpretar la minera, que tiene en su haber la simpatía y el reconocimiento de todos aquellos artistas que tuvieron la suerte de conocerle. Eso, seguramente, es lo que de verdad queda para el recuerdo y para honrar su memoria en el mundo profesional; y para el aficionado, ayudará este “Pecho Cros. El regalo de una voz” con el que María Jesús Villar nos acerca a este gran hombre del flamenco.