Mi verdad


Discos Flamencos
David Carpio
Karonte, 2014
Marcos Escánez Carrillo


En directo, desde el Festival de Jerez, nos llega a la redacción este disco del cantaor David Carpio. Le acompañan al Toque Manuel Valencia. Y a las palmas Chicharo y Carlos Grilo.

Empieza con el pregón de Macandé, muy en el concepto originario y remate por bulerías. En la soleá que sigue, todo fluye a cámara lenta, rebuscándose. David ha gustado de estas formas pausadas del flamenco desde que empezó a cantar siendo muy joven. Sigue por malagueñas del Perote y cierra con la de Peñaranda, sin reservas y bien parao, cargando suertes y firme en dos cantes difíciles para la estética que defiende, muy metida en Jerez y sus cantes.



En los cantes de Cádiz, David se suelta en cantiñas, romera y alegrías. Se siente que en estos cantes está tan a gusto como en los más duros, con subidas perfectamente ajustadas a los límites altos y bajos, bien modulado en todo momento. Hay que decir que David es uno de los pocos en su tierra que han entendido el taranto en su medida, que respeta los tiempos y crea los picos de tensión de forma acertada.

Por seguiriyas sólo se le puede decir ¡óle!. Le gusta sonar rancio, pero no sobreactúa. Es que suena así. Es así. David, como buen aficionado que es, sabe y conoce la importancia de su Jerez en la constitución y configuración de este palo. Conoce sus estilos y sobre todo, ha respirado en el seno de su familia la esencia de este cante del llanto y la tragedia. Y suena así, porque es así… Y sin quererlo, rinde tributo a todos los que antes que él se han sentido seguros en la caverna de la seguiriya, y han tenido la valentía de sacar todo lo que tenían dentro para llorarlo en público.

Y como no puede ser de otra forma, termina por bulerías, muy de Jerez, y con ese soniquete característico que tanto define y convence. David está muy en el papel y no hay nada reprochable, sino todo lo contrario.

No perdamos de vista que es muy buen aficionado. Con artistas como David la continuación del Jerez de enjundia está garantizada. Conforme vaya cumpliendo años, David se irá consolidando como una figura, y su destreza cantaora (mucha más de la mostrada hasta ahora) saldrá a la luz y se pondrá en valor.

Hay muchos cantaores e Jerez, que tienen mucho nombre, que sólo suenan bien por bulerías. Este no es el caso de David Carpio, que suena bien en todos los cantes que pone sobre el escenario. El futuro lleno de éxitos debiera estar garantizado, aunque nunca se sabe, Pero si no fuera así, no será porque no se lo merezca…