Más flamenco que el tacón


Discos Flamencos
Juan Ramírez
Quinaor Producciones, 2004
Marcos Escánez Carrillo


La propuesta es sincera y no está exenta de originalidad. Lo que Juan Navas Salguero presentó en el 2004 fue un proyecto bastante trabajado para ser un bailaor.

Se hizo acompañar de artistas tan diversos como Remedios Amaya, Guadiana o Parrita para el cante, y de Beijín, Paquete, Jerónimo o Raimundo Amador en la guitarra.

Juan Ramírez interviene en todos los cortes como bailaor, convirtiendo sus pies en elementos percusivos que acarician lo virtuoso de la habilidad bailaora. Incluso en alguno de los cortes, como en la alegría, realiza un solo cuya única audición ayuda a imaginarlo en acción.

La aventura es mayor cuando descubrimos que el bailaor es, además del autor de 8 de los 11 temas, cantaor en algunos de ellos. Aunque para ser sincero, baila mejor que canta, pero con diferencia sustancial, que nadie se engañe…

Como autor y como músico se observan carencias importantes, sobre todo, relacionadas con el buen gusto. Pero prefiero valorar positivamente la intención y la estrategia del proyecto, intimamente relacionada con el aportar su granito de arena a todas las disciplinas, incluida la guitarra y las palmas.

Incluye un DVD con una parte de su espectáculo en directo y que tuvo lugar en el Palau de la música de Altea. Mucho compás y tradicionalidad, pobre en el cante y excesiva verticalidad en el baile. Extraordinario en el zapateado, en el que Juan Ramírez, sin duda, es un maestro.

Obviaré la entrevista, para no tener que dar cuentas de las contradicciones a las que el sentido común nunca podrá acostumbrarse.