Marina


Discos Flamencos
Marina Heredia
Universal. 2010
Perico de la Paula


Granada es una de las principales referencias del flamenco en España, y el Sacromonte y el Albaicín son sus cunas. Estos barrios gitanos son epicentro de lo que los expertos llaman la jondura y el duende y origen de la zambra, una fiesta de cante y baile flamenco que se remonta al siglo XVI, en concreto, a los rituales nupciales de los moriscos de la ciudad.

En esa histórica ciudad las estirpes gitanas de los Maya, los Amaya y los Heredias, cruzan sus líneas genealógicas y un 10 de abril ve la luz una gitana que con los años se ha convertido en una de las mejores voces flamencas de nuestros días, su manantial esta en el cante de su tío abuelo, el “Niño de las flores” en Juanillo “el Gitano” o en su abuela Rosa y su padre “El Parrón”.

Quizás por tener la figura paterna de Jaime el Parrón a su lado del que tanto ha bebido y le ha enseñado a sentir el flamenco desde su niñez, posiblemente por ser reclamada por Pepe Habichuela, La China, Miguel Ángel Cortes, José Maria Gallardo, Eva la Yerbabuena entre otros muchos para envolver con su voz templada y joven los sones, zapateados y desplantes de estos artistas, o por ostentar el Premio Andalucía Joven a las Artes 2004 o el XIV galardón de la peña “El Taranto de Almería”, entre otros muchos galardones, estamos ante una de las flamencas más sobresalientes del panorama flamenco, pero lo cierto es que lo mas ha proyectado su carrera artística, han sido sus formas cantaoras tan virtuosas junto con la pasión y la seriedad que derrocha en sus actuaciones, colaboraciones o trabajos discográficos, que a nadie ha dejado impasible y siempre han sorprendido.

Muy joven comienza su carrera con 13 años colabora en la grabación del CD Malgre La Nuit, con 15 años acompañó cantando el grupo formado por el guitarrista Miguel Ángel Cortés, comenzaron sus giras internacionales con la bailaora “La China”, actuó en el Esparragó 98, colabora con Maria Pages, Jose Maria Gallardo y Eva la Yerbabuena, ha cantado con Amina Alaoui en “Gharnati”, con Aute en “Música de los espejos”, con gitanos de Hungría y Pakistán en el Festival Madrid, también en una ópera, “De Amore” de Mauricio Sotelo… su trayectoria artística y sus inquietudes musicales no ha parado de ascender.

Cierto es que muchos seguíamos sus trabajos y sus colaboraciones, ya que es innegable, que desde sus primera colaboración discográfica Marina auguraba a un artista, pero no es hasta el 2001, año en el que ve luz su primer disco “Me duele, me duele”, producido por Pepe de Lucia, donde Marina sorprende al flamenco con unos tangos-rumbas que llevaban el título del disco y con un guiño por bulerías al genial Luis de la Pica. En ese trabajo se apreciaba a una Marina joven, que cantaba acorde con sus apetencias y sueños, reclamando su sitio con fuerza.

En 2007 aparece su segundo trabajo, un disco de producción propia, tejido con poemas de escritores como Bergamín y Alberti, con un variado repertorio flamenco, donde vuelve a entusiasmar al mundo flamenco con sus magníficos tangos y la bulería de la Gran Faena…., se percibe notablemente en Marina que su razón y enjundia flamenca es inminente, pero la madurez cantaora de Marina alcanza su plenitud en 2010, con su nuevo disco titulado “Marina”, donde aparece una cantaora, por derecho, defendiendo como siempre los cantes de su tierra, recordando a cantaores con sello propio que han marcado en algún momento el devenir del flamenco y no se olvida de las formas melódicas y frescas con las que hoy suena el flamenco, es decir, Marina se muestra como una cantaora muy completa y con un peso especifico que no esta al alcance de todos.

El disco abre con la voz dulce de Marina que versiona el “No me lo creo” de su admirado Vicente Castro “Parrita” pero con el son de la bulería acompañada por Diego del Morao y por “El Bolita”. La magnifica versión que interpreta Marina hace honor y justicia a su compositor.

Los matices de los tangos granadinos y el ambiente gitano de las cuevas del sacromonte se respira en los tangos que son una joya interpretados por la granadina junto con el acompañamiento de la percusión de Paquito González.

Con la guitarra de Luis Mariano, Marina interpreta una solea cuyo titulo homenajea a uno de los mejores cantaores por solea que a dado el flamenco “El Parrón”, donde la guitarra traza el toque clásico para el cante por solea de Marina, que cierra con un remate apolao a modo de guiño al genial Camarón de la Isla.
Marina recoge unos cantes de su tierra que cantaba Frasquito, los Fandangos del Albaycin que hoy día son una reliquia, únicamente ejecutados por los artistas granadinos, jaleada magistralmente por Curro Albaizín, Jara Heredia y las castañuelas de Angustias "La Mona".

Aires de Francisco La Perla y un magistral cuerpo a modo de remate con aires de Curro Durse se respiran en la seguiriya que ejecuta Marina acompañada con la guitarra de “El Bolita”.

Juan Manuel Fernández Montoya "Farruquito", amigo de Marina a compuesto un cante por alegrías con unos sones muy frescos y actuales junto con el apoyo vocal de Reyes Martín Figuereo y Anabel Rivera, grandes de Cádiz, para acompañar a Marina en unas alegrías tan personales donde vuelve a sorprender la cantaora granadina.

Un genial toque y acompañamiento del maestro Ochando y una interpretación con algunos matices personales en las malagueñas de Chacón y Gayarrito.

Mención especial merecen estas bulerías del genial cantaor malagueño El Chino, el cual poseía una faceta única, sus melismas y sus matices sonaban distinto a todos los demás sin perder la enjundia. En este corte la granadina realiza una interpretación espectacular de las bulerías del Chino donde se puede observar la variedad de matices que había en sus bulerias.

El disco se cierra con un homenaje a una de las cantaoras que han forjado y han dotado al cante minero de unos sones gitanos y de voces negras, Marina canta la Minera de Encarnación Fernández y su Levantica, cuidando esos matices que han llevado a Encarnación a ser pilar fundamental del cante minero.

Pablo San Nicasio dice que es una cantaora que ha llamado para quedarse, que va a mas cada día y que pone a todos los flamencos de acuerdo, efectivamente estoy de acuerdo con sus palabras porque eso solamente lo consiguen los grandes cantaores y los grandes artistas y Marina hace muchísimo tiempo irradiaba formas de gran cantaora, hoy día esta brillando como una de las primeras figuras del flamenco.