Lámpara minera


Discos Flamencos
Miguel de Tena
RTVE (2007)
Loco Mateo


Sale al mercado la edición Lámpara Minera volumen 2, producido por el sello de RTVE y en esta edición cuenta con el cante del flamante ganador de la Lámpara Minera del 2006, Miguel de Tena.

Este cantaor extremeño, que consiguió este premio en un momento en el que el flamenco se debatía en una exclusividad tonta por parte de Andalucía, alzarse con la Lampara Minera, demostrando que Extremadura, aún tiene que decir algo.

Este disco se abre con un ramillete de Tangos Extremeños, con estilos de la Plaza Alta, con letras dedicadas a los cantaores extremeños. Prosigue con uno de los cantes insignia de este cantaor. Miguel de Tena está sublime en la granaína y media de Vallejo.

Fieles aires de Pencho Cros y Encarnación Fernández, en las dos mineras, dejando patente que el otorgamiento de la Lampara Minera del 2006 no es una casualidad.

En el Cuplé por bulerías con la letra archiconocida de Maria de la O se puede observa que Tena no esta suelto del todo con el compás. Sigue con Malagueña dedicada a su hijo, acordándose del Niño el Huerto en versión de Vallejo y Fandango de Cayetano Muriel, realizada de manera asombrosa y muy fiel a los maestros.

Continúa Miguel con un cante prácticamente olvidado: una milonga fiel a las formas de Pepe El Molinero, que en definitiva, obedece a matices de Palanca. En este cante Miguel se encuentra a gusto, y le saca partido gracias a sus excepcionales condiciones de voz.

El siguiente corte es otro de los cantes con los que este cantaor se identifica. Realiza de manera asombrosa los aires de Vallejo, en los que hoy por hoy, me atrevo a asegurar, es casi imposible mejorar este cante.

En la Taranta suena Manolo Romero, aunque en su final se le va algo de entonación. Y cierra este disco con una cante de su tierra, los Jaleos Extremeños, con aires de Juan Cantero y La Marelu. En los Jaleos le ocurre lo mismo que en el cuplé por bulerias, que presenta pequeñas lagunas con el compás.

Baqueteado en mil escenarios y con numerosos premios en su haber, Miguel de Tena era considerado un gran artista antes de alzarse con la lámpara minera, y así queda patente en este disco que presenta el sello RTVE por este motivo, con el que el cantaor se viene a afianzar muy cerca de la primera línea de las figuras del flamenco.