La Peña Duende, una muerte anunciada


Reportaje
Jorge Sánchez
Octubre, 2014


La Peña Duende, una muerte anunciada



El mes pasado, recogía el cierre del Colegio Mayor San Juan Evangelista y con ello el cierre del local universitario más importante de Madrid. El "Johnny", la sala de jazz, la sala flamenca, la sala de la renovación de la Música, echaba el cierre después de cuarenta y tantos años.

Hoy traigo aquí, el traslado y consiguiente "defunción" de la Peña Duende. Única Peña en Madrid que mantenía una programación continua de buen Flamenco. Todos los viernes, desde hace veinticinco años, los artistas profesionales subían al escenario, aunque cada vez eran menos los socios y simpatizantes que acudían a la Peña.

Primero fue el traslado de su sede, de los locales de Izquierda Unida, en el Pozo del Tío Raimundo, del barrio de Vallekas. Una "Izquierda" que le importó poco la Cultura y después de veinte años, les puso en la calle sin miramientos. Atrás quedaban actuaciones de grandísimo nivel con grandes artistas, como Carmen Linares, José Menese, Chato de la Isla, Chaquetón, Diego Rubichi, Marcelo Sousa, Merenguito, El Yeyé de Cádiz y tantos y tantos grandes, bajo la dirección de la Peña del gran Pedro Ceballos y luego de Juan Vega. Incluso durante unos años, la TV del barrio (Tele K), emitía los conciertos con las enseñanzas de Ceballos y muchos fuimos los "atraídos" y convertirnos en aficionados.

Después de la expulsión, la Peña fue acogida en los locales de la Peña Los Cabales, en el barrio de Entrevías, también de Vallekas. Aquí nunca se llegó a un "clímax" flamenco y empezó el abandono progresivo del personal aficionado. Y ahora se anuncia el nuevo traslado al barrio de Fuencarral.

La Peña Duende siempre ha estado ligada al barrio de Vallekas. Han sido inseparables el barrio más flamenco de Madrid con la Peña más flamenca. Unos pocos socios, con Paco Catalán en la dirección, han luchado hasta que les ha sido imposible seguir adelante. La crisis financiera y el consiguiente abandono de la Cultura han hecho el resto. No sé de quién es la culpa, ni siquiera si hay culpables, pero da rabia que tras años de triunfo, de ver y oír el gran Flamenco, se nos vaya el único reducto añejo de buen Flamenco. El espíritu flamenco-vallekano de la Peña Duende se queda en el aire, en el recuerdo y nunca morirá.

Y para terminar, este que escribe, debe de agradecer a todos los socios y simpatizantes, las atenciones y muestras de cariño recibidas durante tantos años. La Peña Duende era mi casa, allí donde he podido disfrutar de los mejores artistas y de las mejores personas. Mil gracias a todos, amigos.

Posdata. Ubicación de la nueva sede de la Peña Duende. Calle del Cardenal Herrera Oria, 231. Restaurante La Ponderosa. La programación la podéis ver en, www.kanalduende.com. Suerte, ánimo y buen Flamenco.


Tipo de galería no reconocido.

"Tablao", de Ángel Rojas.


Una noche esplendida, un espacio escénico único, el de los Jardines de Sabatini, un público entregado con una "clá" entusiasta y unos artistas de "nombre y clase".

El título de la obra es como se suele hacer últimamente, se coge lo primero que te viene a la mente y ahí va. Uno a uno, salvo en un cante-baile, salieron los bailaores para ofrecernos su "Tablao".

El muy premiado Ángel Rojas, va por delante y cumple. Cumple. Pol Vaquero, aguantó con garbo e ingenio un montón de secuencias solo. Solo. Antonio Canales, en su faceta última de "sentimiento" y de atracción al público, que le sigue ciegamente. Plantes. La presencia de Canales en los carteles es imprescindible para atraer a un público diverso.

Pero lo mejor de la noche, con mucha diferencia corrió a cargo del cante de Rocío Bazán y el baile de La Lupi. Tremendo cante en la voz profunda que llega con entusiasmo y duende "es un querer verdadero….." Y los diversos bailes de La Lupi, que nos hicieron vibrar. Genial artista que maneja el escenario a su voluntad y que destaca por sus conceptos del Arte. Movimientos del cuerpo, de los trajes (Bata de cola con un final apoteósico), de sus manos esplendidas e incluso con las castañuelas (dúo magistral y difícil con Rojas).

"Ciega por tus besos, pero me equivoqué……..".

Tipo de galería no reconocido.