La cultura en el contexto de la pandemia


Opinión
Inmaculada Pantoja

Inmaculada Pantoja


El alma del pueblo no depende de colores creados para disfrazar oportunismos. El pueblo expresa sus penas y sus alegrías con el resplandor de vida que surge de la conciencia de sí mismo y de la fuerza para sobrevivir a contingencias, sanitarias y políticas, contrarias a la salud de los auténticos protagonistas de la sociedad, es decir, los hombres y las mujeres, que primero han logrado ser conscientes de su dolor y peligro y después adecentan los caminos para respirar el aire puro, que definen sus cantes y que son los más auténticos documentos de la historia real, del día a día de los pueblos.

Saldremos adelante, viviendo y cantando la vida desde el corazón, aunque en un tiempo más tarde, en un nuevo ciclo histórico, la fe de la buena gente inconscientemente vuelva a ser contaminada por oportunistas faltos de imaginación ética, entrando en nuevos ciclos la endeble existencia histórica delocos fantasmas, que aparecen temporalmente en la espiral que deforma la progresión íntegra de la historia…

Pero parece que eso es intrínseco a la naturaleza de la persona humana, compuesta por agradecidos y por oportunistas, que agradecen unoso utilizan otros, del regalo de la vida humana.
Desde la buena fe, mi corazón y mi mente quieren creer que, en algún momento, el agradecimiento por haber recibido la vida enseñará a prevenir el cíclico humo malicioso de la caverna, que persigue adormecer con la mentira.