Jesucristo según Agujetas


Discos Flamencos
Antonio Agujetas
D. de la Frontera Sur. 2003
Marcos Escánez Carrillo


La herencia básica es incuestionable. La casa Agujetas es una estirpe con sello propio. Subidos… eso sí, hasta el defender que son los únicos poseedores de los verdaderos valores del flamenco. Conservadores de una pureza que nunca fue tan pura ni tan casta. Pero habiendo tanta gente que lo cree, no será en este texto donde yo lo contradiga. Quizá en otro…

Antonio es hermano de Dolores, hijo de Manuel y nieto de Agujetas el Viejo; y la verdad es que en su garganta cuenta con la herencia familiar. La textura de su voz posee el sello inconfundible de su casa, aunque todo hay que decirlo, es el más flojito de la saga. Adolece del empuje, de la fuerza, del nervio de los Agujetas.

A esto hay que sumarle los cruces con el compás en casi todos los cortes.

El interés de este trabajo estriba en que todos los cantes son de temática religiosa, y en el descubrimiento, para mí, de la guitarra de Alberto San Miguel, sencilla, pero que matiza bien y suena muy flamenca.