Guitarra flamenca en 48 clases


Libros
José Manuel Montoya
Flamenco Live , 2009
Norberto Torres


Guitarra flamenca en 48 clases. 4 DVDs. José Manuel Montoya, RGB ARTE VISUAL, Madrid, 2008, flamencolive.com



Si los guitarristas hoy en día tienen opción a tener escrito y poder ver en imágenes la obra de la gran mayoría de los tocaores y solistas de guitarra flamenca, desde El Habichuela (no Juan, sino el discípulo del Maestro Patiño que grabó con Chacón a principios del siglo XX), hasta la farruca del penúltimo disco de Vicente Amigo, se echa de menos en el mercado didáctico de la guitarra flamenca obras pedagógicas para los que se inician al toque flamenco. Ya comentamos en su momento la colección de vídeos “flamenco paso a paso” de Oscar Herrero, que supuso en su momento todo un hito, precisamente por enfocar su trabajo hacia los primeros pasos a la hora de tocar, el de colocar bien las manos.

Acaba de llegarnos ahora un material complementario, que ahonda en este aspecto fundamental del toque al empezar a estudiar, la colocación correcta de manos, sobre todo la de mano derecha, la que da sonido y hace que el flamenco suene distinto a cualquier música.

Su autor es José Manuel Montoya, nacido en Madrid en 1982, alumno de Julio Vallejo, a su vez amigo y discípulo de Paco de Lucía (interviene en el disco “Recital de guitarra de Paco de Lucía” de 1971). Señalo este dato porque tiene su relevancia, ya que si algo distingue a la técnica de Paco de Lucía, es tocar relajado con la mano derecha, dando a la vez sensación de fuerza. José Manuel Montoya tiene perfectamente asimilado este aspecto de la técnica de guitarra flamenca moderna, y es la que transmite ahora en la serie de cuatro DVDs con 48 lecciones de guitarra flamenca.

El volumen uno se detiene particularmente en la colocación de mano derecha, con ejercicios muy sencillos, pero a la vez fundamentales para estabilizar la posición de esta mano. Se detiene en las técnicas de pulgar, rasgueados, pulgar e índice, con una iniciación progresiva a la noción de compás, con varios ejercicios de aplicación de la mano derecha para rasguear el ritmo de tango.

El volumen dos lo dedica sobre todo a la técnica de picado, y completa la iniciación a la noción de compás, con formas progresivas de marcar el ritmo por soleares, fandangos de Huelva y bulerías.

El volumen tres se ocupa de las diferentes técnicas de arpegios (como vemos, la mano derecha, y con razón, es la gran obsesión de José Manuel Montoya), incidiendo más ahora en la noción de falsetas, sobre los ritmos vistos anteriormente, para trabajar también las aperturas de la mano izquierda.

El volumen cuatro pasa a explicar la técnica del trémolo (vemos que sigue en su planteamiento la evolución histórica de la guitarra flamenca, que pasó del pulgar y rasgueado a picar, arpegiar y tremolar), con toques completos ahora sobre los ritmos estudiados, y donde se desarrolla las diferentes técnicas de mano derecha estudiadas.

José Manuel Montoya deja prueba de una importante meditación para ordenar los pasos en estas lecciones, de manera a que los alumnos/as vayan interiorizando sobre todo la correcta posición de mano derecha y el compás de las formas flamencas estudiadas (tangos, soleá, fandango de Huelva y bulerías). Una obra imprescindible para el grado elemental de guitarra flamenca, que completa la de Oscar Herrero.