Guitarra adentro


Discos Flamencos
Raúl Mannola
Sonidos negros , 2009
Pablo San Nicasio Ramos


Últimamente nos llegan más discos de guitarristas flamencos extranjeros que nacionales. Bravo por ellos, porque eso demuestra que hay valentía. Y renunciar a los posibles complejos en este mundo tan competitivo es de agradecer.

Raúl Mannola es uno de los últimos en debutar con disco flamenco. Guitarrista nacido en Argentina, de juventud nórdica y afincado en España desde hace muchos años, Raúl es un viejo conocido de los aficionados de Madrid y, sobre todo, de Córdoba, ciudad en la que ha compartido grandes veladas.

Reconocido discípulo, seguidor y amigo del maestro Manolo Sanlúcar, Raúl Mannola nos presenta “Guitarra Adentro”. Disco que se une a su notable nómina de álbumes de guitarra. En este caso, ofreciéndonos un recorrido por su particular visión de la guitarra flamenca, de donde se pueden extraer algunas conclusiones.

En primer lugar su destacada técnica y logrado sonido. A estas alturas, se ha dicho en muchas ocasiones, el nivel de asimilación flamenca de los guitarristas foráneos es más que notable.

Por otro lado, su apuesta por la variedad de palos a abordar. Bien es cierto que con desigual suerte, sobre todo, en los momentos de compás apresurado. Pero de entrada, no repetir estilo y llenar un disco con diez palos diferentes, tiene un mérito enorme. Y de nuevo la comparación, odiosa, pero los guitarristas nacionales se repiten a veces mucho más que los que vienen de fuera. Este es un ejemplo.

Como tercer aspecto, la innegable huella que la guitarra que su maestro Sanlúcar ha ejercido en Mannola.
“Guitarra Adentro” se presenta como un disco que bebe claramente de las fuentes que son las dos obras maestras del gaditano: “Tauromagia” y “Locura de Brisa y Trino”.

De esto último se puede tener perfecta constancia en algunos cortes, como en los tangos iniciales “Los Corales”, la soleá “El Divino Sol”, “Malagueña del Mar” o la minera “Empieza Amanecer”. Piezas fundamentadas en el estudio que de los modos griegos hizo Sanlúcar hace ya una década.

Tributarias de “Tauromagia” resultan la rondeña “Para Guni” y las bulerías en tono de rondeña “De mi Corazón Blanco y Verde”. Verdaderos recuerdos vivos del genial concepto sanluqueño, en cuanto al uso de la scordatura y el tratamiento de los graves y la melodía que, en este caso hace Mannola.

Es imprescindible destacar el uso de la guitarra de doce cuerdas, algo muy original y que ofrece un timbre y tono country a la milonga “Nenúfar”, a la taranta que da nombre al disco y a la siguiriya “Balik”, de poderosa factura. Tres piezas que suponen lo más interesante de “Guitarra Adentro”.

Reseñaremos las acertadas apariciones de importantes artistas, todos ellos amigos de Mannola a lo largo de este trabajo: Rafael Jiménez “Falo”, Francisco Herrador, Manuel Luque, Antonio Porcuna “Veneno” y los vientos de Juan Carlos Aracil y el omnipresente en el panorama flamenco Jorge Pardo.

El detalle de dedicar el disco al “Chato de la Isla” y a “Ramón de Algeciras”, dos figuras señeras recientemente desaparecidas, da idea de que Raúl Mannola, además de buena gente, es agradecido con los que primero le metieron el gusanillo flamenco.