Gitano y Andaluz. Libro + CD


Discos Flamencos
Antonio Mairena
Fods (2009)
Rafael Suárez López


La Junta de Andalucía, por medio de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del flamenco, en el centenario del nacimiento de Antonio Mairena (año 2009), patrocinó la edición de un CD con cantes inéditos del propio “maestro” y de un pequeño libro sobre su trayectoria artística.

Sabemos que Antonio Mairena recibió un elevado número de premios, distinciones y nombramientos de instituciones públicas y privadas como justa recompensa a su calidad artística, capacidad de trabajo y fomento del flamenco, colaborando con gran protagonismo en el reconocimiento que hoy tiene como manifestación artística y popular.

Recordemos algunos méritos. Ha recibido diversos premios de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera, fue nombrado hijo adoptivo de la Ciudad de Sevilla y predilecto de Mairena del Alcor, ganó la III Llave de Oro del cante en el correspondiente concurso de Córdoba, le concedieron la medalla de Plata al mérito en el Trabajo y la Medalla de Oro de Bellas Artes que le entregó directamente el Rey de España y, a título póstumo, recibió el nombramiento de “Hijo Predilecto de Andalucía”.

Pero el mayor logro es su propia obra, que no solamente consiste en la categoría de su cante, sino también en sus trabajos de investigación que permitieron rescatar estilos de anteriores generaciones de los que se había perdido la memoria, ayudando con ello a conocer y comprender la evolución de los mismos.

De Antonio Mairena ha hablado todo el mundo relacionado con el flamenco y no siempre para reconocer su grandeza, cuestionándose algunos de sus razonamientos sobre postulados flamencos, como no podía ser de otro modo.

Pero por encima de todo estaba su cante. A modo de ejemplo, veamos algunas de las palabras que determinados escritores, poetas, flamencólogos o artistas le han dedicado.

Aquilino Duque; “Los cantes, sin dejar de ser antiguos, eran nuevos en él. Para él la tradición no ha sido la conservación de unas formas antiguas, sino el conocimiento de las leyes que rigen una continua renovación”.

Juan Talega; “Que de verdad es un fenómeno, es un cantaor el más largo que yo he oído, es el mejor cantaor que yo he oído”.

Francisco Moreno Galván; “El cante de Antonio Mairena representa una lección fundamental para las nuevas generaciones de interpretes y un ejemplo que perdurará en las venideras por su conocimiento y su sentido de la integridad flamenca”.

Pedro Camacho; “Sus cantes, generalmente, son ecos, no gritos, ni “jipios”, ni llantos propios. Su cante es magistral, académico, paradigmático… y frío como una lección de álgebra”.

Calzones; “En el flamenco lo único que vale es el chorro de emoción que a uno le duele por dentro; cantar mejor o peor, según las facultades de cada cual no importa tanto; Antonio Mairena, por ejemplo, canta siempre tan bien que ya ni gusta”.





La mayoría de las opiniones de los aficionados que he oído en referencia a Mairena se podría identificar con uno o varios de los enriquecedores comentarios anteriores. Pero por encima de los matices y sensibilidades ante el cante de Antonio Mairena, es de aceptación general que es uno de los “grandes”, un “cantaor” referencia en la historia del flamenco; por ello la Agencia para el Desarrollo del Flamenco encabezó, el proyecto-homenaje en forma de libro-CD conmemorando el centenario de su nacimiento.

La parte dedicada a la audición con al edición del CD es muy valiosa. Se han incluido ocho cantes inéditos, grabados por aficionados con grabadoras de escasa calidad. Una vez realizada la limpieza del sonido con técnicas avanzadas, podemos escuchar a un Mairena más real, más auténtico. El directo, los “ánimos” y “olés” de los asistentes a las reuniones, donde Mairena interpretó los cantes, favorecen la sensación de cercanía.

La selección de los cantes también ha sido acertada. Incluye dos palos antiguos sin guitarra (Tonás y Saetas) y siete palos que están entre los que actualmente suelen interpretar las mayoría de los cantores en los recitales (Soleares, Alegrías, Malagueñas, Seguiriyas, Tientos-Tangos y Bulerías), lo que permite las comparaciones enriquecedoras y apreciar alguna evolución parcial de estilos.

Conociendo con más detalle el contenido del disco y los orígenes de las grabaciones, se incrementa la valoración que hacemos de éstas; Tonás (homenaje a Pepe Ríos en Morón – año 1967). Soleares y Alegrías (conferencia-recital Casa Arte Flamenco Antonio Mairena con José Cala El Poeta a la guitarra – año 1980). Malagueñas y Seguirillas (comida informal en la casa del Arte Flamenco Antonio Mairena de socios y otros invitados, con la guitarra de Juan Antonio Muñoz Pacheco – año 1980). Tientos-Tangos (peña flamenca de Chiclana con la guitarra de Pedro Peña – año 1983). Bulerías (Potaje Gitano de Utrera en homenaje a Antonio Mairena con al guitarra de Pedro Peña – año 1981). Saeta Primitiva de Mairena del Alcor (Semana Santa de 1971 en Mairena del Alcor en una reunión de amigos).

El otro cuerpo del proyecto es el libreto que acompaña al CD que, prologado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, contiene un excelente trabajo de síntesis, donde se da a conocer, o a recordar, al lector lo más importante de la vida y de la obra del “maestro”.

Consta de siete capítulos. Los dos primeros tratan su “nacimiento” y proceso de “formación artística”. Nos muestran que aprende a escuchar y a cantar prácticamente desde la cuna; algo que es común en la mayor parte de los artistas gitanos. Los dos siguientes nos hablan del “profesionalismo” y “maestría” que siempre le han acompañado. En ellos se recogen, además de las referencias a su calidad interpretativa y a su recorrido profesional, anotaciones sobre los trabajos de investigación que realizó, su faceta como difusor del flamenco en la Universidad y en los medios de comunicación, el respeto a las peñas flamencas o “Casas del Arte Flamenco” y algunos hitos más hasta completar lo más importante de su vida artística. El quinto capitulo está dedicado a su muerte y los dos últimos hablan del prolífero “legado discográfico y autobiográfico” que dejó y de los numerosos “títulos y reconocimientos” que recibió en vida e, incluso después de su muerte, como justo premio a su aportación al flamenco, que con el transcurso del tiempo va incrementando su valor.

Este doble trabajo de libro-CD es un buen ejemplo de gratitud de la Administración Pública andaluza a un artista genial, que ha contribuido en el realce del flamenco aumentando su influencia en la sociedad intelectual.