Gardel y Piazzola inmortales


Discos Flamencos
Carmen de la Jara
La Voz del Sur (2004)
Marcos Escánez Carrillo


La propuesta no es original. Ya son varios los flamencos que se han acercado al tango argentino, unos con más acierto que otros. No obstante y aunque no sea la única, Carmen de la Jara lo hace de una forma respetuosa y seria. Elige a dos autores fundamentales de la historia del Tango para su experiencia, Gardel y Piazzola, selecciona una serie de piezas y los hace trascender en su garganta.

La selección de los temas es acertadísima, tanto por su b uen gusto como por ser temas más o menos conocidos por todos, y con la tesitura de voz de Carmen, que nada tiene que ver con lo que conocemos de Argentina, aparece registrada la profundidad necesaria en casi todos los temas. Como es lógico, en momentos de clara tensión musical, la cantaora deja aflorar su gaditano fraseo y sus flamencas formas, y aún así, se mantiene la “quintaesencia” del tango argentino.

Se hace acompañar de Generación Tango, un grupo de argentinos que saben darle la ambientación apropiada al proyecto, hasta el punto de que cada uno de los cortes parezcan estar flotando en un único cuerpo musical.

Carmen de la Jara obedece a una estética flamenca perfectamente identificada con la ubicación geográfica de la que procede, Cádiz, y al escucharla en estas experiencias, pareciera que hubiese cruzado el charco miles de veces para empaparse de aquellos aires pamperos de brío y nostalgia.

De dos autores míticos del tango son los temas elegidos para este trabajo, uno de arrabal y bandoneón, Carlos Gardel, y otro encuadrado en la música culta, Astor Piazzola. Los dos fundamentales en la historia del Tango hasta tal punto que podriamos considerar este disco, construido con piezas de ambos, como una antología histórica.