Frio invierno y calentito el cante


Reportaje
Jorge Sánchez




  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante
  • Frio invierno y calentito el cante


Flamencos en ruta


Final de año y gran recolección de flamenquismo.

Flamencos en ruta, con jóvenes promesas y algunas ya realidades, recorriendo espacios, como la Universidad Complutense de Madrid.

Actúa el cantaor sevillano Juan Ramírez. Futura esperanza por sus cualidades. Sus tonos son altísimos y mantenidos. Mucho cuidado con ello. Él lo sabe. Mejor así.

Festival de La Fortuna


En Leganés ( Madrid ). Como concurso de cante, ya es uno de los grandes de la Comunidad.

Juanjo y Angel Lacalle, organizadores, se han esmerado en ello y lo aderezan con un buen plantel de actuaciones anexas.

María José Pérez estará al menos en tres próximos conciertos, y ¡ojala! salga bien, como se merece. Un trabajo bien hecho durante años, siendo una de las mejores voces flamencas. ¡Pero cuidado con los resfriados!. Y el día 22 en el “San Juan” se la juega.

Gran guitarra de Miguel Ochando, tocando con Arte y sabiendo dar “aire” al cante, cuando lo necesita ¡Bien Miguel!

Baila el gran maestro Antonio Reyes, con actuaciones muy escasas.

Con él, Prado Jiménez, jovencísima bailaora, de la que se habla como futura gran artista. Había estudiado mucho su actuación y lo hizo como lo había planificado, pues técnica le sobra. Espero volver a verla, con algo más de expresividad y más flamencura. Seguro.

Flamenco le sobra a Antonio, aunque lo dio contadito. Queremos verle más. Me pareció fantastico que actúe con jóvenes promesas, con el consiguiente riesgo, pero sabiendo que se lo merece y dando pruebas de ser “maestro” y “grande”.

Helados cantes y escarcha al toque


Actúa Paco de Pozo, en los Jardines del Palacio Real de Madrid. Templete con mínimas condiciones, vamos, al aire libre y en Diciembre. Organiza el Ayuntamiento en su programación navideña. Hay que ser muy profesional para aguantar cantando con un frío que pela.

“Es la primera vez que canto con abrigo”, decía Paco.

Alegrías, tientos, tangos, fandangos, bulerías. Paco lo hizo a lo grande, pues el público, también helado, se lo merecía. Y se lo agradeció. Si, señor.

¡Y qué decir de la guitarra de Gaspar Rodríguez!. Otro profesional que estaba ahí, con
“escarcha” en los dedos. Si, señor.

Pero, el Flamenco gracias a ellos , aguanta todo.

Navidad es Navidad


Y como el turrón vuelve en Navidad. Disfruto de Ramón “El Portugues”, en el Patas.

Me falta algo si no le veo, si no le oigo. Su presencia es única. Joya. Arte.

Vallekas flamenca


Organizado por la Asociación de Vecinos y el Ateneo Republicano se celebró el VI Festival Flamenco de Vallekas.

Enorme esfuerzo de Víctor Jiménez y sus colaboradores, para llevar a efecto este Festival, sin ninguna ayuda oficial y con este gran programa. ¿alguien quiere más?

Sale José Domínguez “El Cabrero”. Con ganas. Voz poderosa. Tiene prisa. Sus cantes reinvindicativos tienen su público. Se gusta. No defrauda a sus incondicionales. El teatro está lleno de fans, vitoreandole. ¿y que nos espera con la CNT? ¿Será el éxtasis?

Carmen Linares es de Madrid ¿o no? Y tiene el público entregado. Fué de menos a más, con una segunda parte espléndida. Recibió el “Angelillo”, premio a su trayectoria y a ser una artista del pueblo. De Madrid, de Linares, de toda la geografía. Grande y nuestra.

Por favor, hagan un Monumento a estas gentes que luchan anónimamente para traernos Cultura con mayúsculas. Contra viento y marea, con zancadillas oficiales, sin lucro económico.

Trabajan para traernos Música, traernos Flamenco, traernos Arte. Ellos son lo mejor. Gracias de corazón.

El Cabrero en la CNT


Público variopinto, la mitad eramos de la “cla” y la otra era de “anarcos”.

La CNT y en la Gran Via madrileña ¡vamos por Dios!, celebra su centenario con la actuación de un distinguido letrista y gran flamenco, José Domínguez “El Cabrero”.

(Mi gratitud especial para la organización por el cariño que nos trató).

Anarcos y cabreristas dispuestos a disfrutar ¿ó no?. Los primeros encantados con unas letras que martillean la sociedad actual. Cantes difíciles de encajar y difíciles de interpretar en unos patrones fijos. Y para eso están los “puristas”, que no lo entienden. Los “cabreristas” están encantados.

“El Cabrero” pone todo, todo, todo lo que tiene en el escenario y eso se nota. Su esfuerzo, lo lleva a alargarse excesivamente. Su cante debe de ser más corto. El público le pide un clásico “Luz de luna”, y responde “esta noche les voy a decir de donde vengo”.

Rafael Rodríguez, tocó excelentemente. Llenó el escenario de buenas sensaciones.

“Esa guitarra es una campana” decía Morillas y lo agradeció con la mirada. Incluso, se “comió” el final con enorme profesionalidad.

Bajo andando por la Gran Vía. Frío, mucho frío.

Siento una sensación de alivio. En los 2 conciertos de “El Cabrero” no había Medios de Comunicación ¡incomprensible!. Y por ello me doy cuenta que hay que estar siempre “abierto”. Mi puerta, nuestra puerta, está de par en par.

¡Qué frío es este invierno!