Flamenco Project


Libros
Steve Kahn y VVAA.
Cajasol, 2010.
Marcos Escánez Carrillo


Flamenco Project. Una ventana a la visión extranjera (1960–1985).


Entre los años 60 y 70 tuvo lugar una especie de peregrinación yanki a Morón de la Frontera. Los jóvenes norteamericanos, inquietos muchos, músicos algunos, en la búsqueda de la autenticidad y de lo distinto, descubrieron la bohemia flamenca; descubrieron a Diego el del Gastor y su entorno.

En una especie de comunión incondicional, aparte de las connotaciones económicas que pudieran derivarse. Phoren (que fue el descubridor) creó un centro donde estos paisanos “guiris” pudieran alojarse y disfrutar de reuniones flamencas con lo más exquisito de la zona. Como sucede con todo lo que merece la pena, el boca a boca hizo el resto. 

Steve Kahn, uno de esos guiris que se integraron en esa España rural y hostil sin ningún tipo de prejuicios, de la mano de Cajasol, ha puesto en marcha este proyecto que viene a desempolvar las instantáneas que hicieron muchos de ellos a los artistas, y con ellas, también desempolvan esa época donde la sencillez y lo auténtico presidían lo cotidiano.

Pero Flamenco Project no es una mirada nostálgica sino la puesta en valor de una circunstancia histórica de la que tanto se ha hablado en los foros flamencos para alimentar leyendas.

Ahora tenemos la oportunidad, no sólo de acercarnos gráficamente a ese acontecer, sino que también incorpora a esta exposición documentos filmográficos del momento y algunas de esas legendarias grabaciones sonoras de las que tanto hemos oído hablar y tantas ganas de escucharlas hemos acumulado.
Aprendemos qué aconteció y qué se sintió con las mejores plumas testimoniales: el propio Steve Kahn, Estela Zatania, Brook Zern o David George; y otras plumas con valor crítico como José Manuel Gamboa, José María Velázquez-Gaztelu o William Washabaugh.

Pero sobre todo, la más importante lección es, sin duda, el descubrir la necesidad de documentar nuestro paso por el flamenco, nuestras vivencias, sin más ánimo que el testimonio, ya que un día podrían ser interesantes para alguien. Nuestra oportunidad actual, será el pasado para construir el futuro.

Así de acertado está Washabaugh en su texto cuando defiende que “en Flamenco Project, tanto como una mirada retrospectiva, se encuentra también una anticipación del futuro”.

¡Enhorabuena!