Flamenco


Libros
William Washabaugh
Paidós de Música (2005)
Marcos Escánez Carrillo


En esta edición aparece traducido al castellano, aunque ya apareció en 1996 en su lengua natural.

Tras la lectura del Prefacio, la reflexión está cantada. Tantas veces hemos pensado y hemos defendido que el flamenco es una filosofía de vida, una forma de entender las cosas, y ahora que nos encontramos con un texto que intenta analizarlo desde esta perspectiva, nos parece extraño y casi fuera de contexto.

Y dicho esto, el autor, cuyo nombre intento no repetir por temor a equivocarme, viene a resumir el trabajo en el prefacio; muy logrado, por cierto, a pesar de tener un conocimiento lo suficientemente exhaustivo de las tendencias filosóficas más vanguardistas como para no meterse en “camisa de once varas”.

Pero no se corta, y se pone delante del toro, y lo coge por los cuernos en cierta medida… y con cierto éxito…. E intenta dilucidar si las preferencias políticas de los flamencos son de derechas o de izquierdas, muchas veces por el propio aspecto que presentan éstos, o reduce los acontecimientos flamencos en dos tipos: la reunión masculina para beber y cantar poesía y las carnavelescas ferias en las que “las mujeres disfrutan bailando lejos de las convenciones que normalmente constriñen sus vidas”. ¡OJÚ!

Lo cierto es que sí da en la diana cuando dice que “la flamencología tradicional ha permanecido demasiado cerca de la música y de la gente sobre la que versa y se ha comprometido demasiado con ambas”.

Y canta “Bingo” al afirmar que “cuando empezamos a hablar científicamente de un género, un estilo o un objeto cultural, empezamos inevitablemente a acordonarlo y a apartarlo de todo lo que no es, preparando así el camino para el tratamiento <> de los fenómenos culturales”.

Curiosamente, y pese a defender que las múltiples definiciones existentes están politizadas, el autor irrumpe en el ámbito de la descripción de las cosas con estereotipos algo manidos y ya en desuso.

La tesis de la política corporal del flamenco es, cuando menos, interesante. Se parte de una máxima : el flamenco es una música apolítica, pero plagada de política corporizada, no intencionada.

Aún así, su preocupante tendencia a la estandarización y a la clasificación, es propia de un científico. Desde el punto de vista del estudio, es ineludible, pero se obvia el arte, entonces…

Por ejemplo, cuando a l hablar de la orientalización hace referencia a los tangos árabes que cantaba Lole en los años 60, indica que dicho cante estuvo al servicio del modernismo y del romanticismo, y pierde de vista que Lole lo aprendió de su madre, La Negra, que se crió en el Norte de Africa y dicho cante acabó siendo parte del repertorio familiar, lo que supone un fuerte componente de tradicionalidad, muy alejada del concepto del modernismo. Es decir, que presenta una aparente falta de rigor, por tratarse de un estudio sectario, cuando afirma que con estos tangos se resaltaban los lazos de unión entre los andaluces contemporáneos y sus antepasados islámicos.

Rigor del que hace gala en toda la obra… Incluso cuando dice que el flamenco fue “un género de canto urbano astutamente comercializado, que fue promovido con éxito tanto entre los turistas como entre las clases medias del país” o al defender la idea de que las grabaciones fueron decisivas para legitimar el flamenco, centrarlo, clasificarlo y configurar el modelo para posteriores aprendizajes.

Afina… y mucho, al decir que las grabaciones se han convertido en “significados” mientras que las actuaciones en “significantes”, es decir, que se ha invertido el sentido original de la grabación que en definitiva, era representar una actuación.

El tratamiento que hace del gitanismo es objetivamente cierto, aunque no lo explica todo. Y conectar el cante con la memoria a través del término “hábito” es simplemente, sobresaliente.

Termina con un análisis contextualizado de la serie Rito y Geografía del Cante, atendiendo al momento histórico en el que se desarrolló y las circunstancias que lo hicieron posible. Claro que otro gallo le hubiera cantado si se hubiera dejado guiar un poco más de los comentarios de aquellos que hicieron posible dicho proyecto.

Estudio realizado por Romualdo Molina en
http://www.jondoweb.com/novedades/articulos/arti_romualdomolina.doc