Festival de Guitarra Flamenca de Almuñécar
Del 18 al 20 de Octubre de 2018
Casa de la Cultura de Almuñécar (Granada)





18.10 - Manuel de la Luz
Cante: Olivia Molina
Guitarra y Flauta: Fran Roca
Percusión: Lito Mánez

19.10 - Luis Medina
Cante: Rafa del Calli
Bajo: Juanfe Pérez
Percusión: Javier Rabadán

20.10 - David Caro
2ª guitarra: Manuel Cazás
Percusión: Javier Rabadán




Manuel de la Luz – Guitarrista

Participa como solista en las ediciones 2004 y 2006 de la Bienal de Flamenco de Sevilla y en la Bienal de Málaga de 2007, con el espectáculo “Siete Mundos”. En 2010 estrenó su nuevo espectáculo “Entreluces”. En el 2012 trabajó como Director musical del “Ballet Flamenco de Andalucía”, en 2013 participa en un espectáculo dramático-musical dirigido por Carmen Linares llamado “Que no he muerto” y en 2014 giró por el mundo entero con el Ballet flamenco “Eva Yerbabuena”, mientras que también presentó su primer trabajo discográfico titulado “De la Luz” en la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla.


Luis Medina – Guitarrista

Ha colaborado como guitarrista, compositor y director musical en numerosos espectáculos de danza de Javier Latorre (Premio Nacional de Danza) como “El Duende y el Reloj”, “Delicatessen” o la nueva versión de “Hijas del Alba”. Ha actuado en el Festival de la Guitarra de Córdoba, en el Festival de Jerez, en el Festival “Viva España” de Moscú o en el Festival de Mont-de-Marsan; en países como Singapur, Rusia, Reino Unido, Holanda, Hungría, Croacia, Francia, Suiza o Qatar acompañando a grandes figuras del baile como Javier Latorre, La Moneta, Juan de Juan, Marco Flores, Pedro Córdoba, Torombo, Daniel Navarro, Ana Morales, Concha Jareño, Álvaro Paños, Mara Martínez… y figuras del cante como José Ángel Carmona, Miguel Lavi, Antonio Campos, Rafael de Utrera, Jesús Corbacho o Moi de Morón entre otros.


David Caro – Guitarrista

Habitual acompañante del enciclopédico cantaor Juan Pinilla. David es un profesional versátil y de elevadas miras, que después de trasladar su domicilio habitual a Sevilla, está siendo reclamado por compañías y artistas de distinta tipología. Sin duda, es uno de los llamados a convertirse en una referencia indiscutible de la guitarra flamenca, capaz de acompañar a cualquier perfil de cantaor, participar en la compañía de baile más exigente o en proyectos tan multidisciplinares como el de Sergio de Lope.