Falla por Cañizares Vol. 3


Discos Flamencos
Juan Manuel Cañizares
JMC. 2014
Antonio Nieto Viso


Don Manuel de Falla es un músico universal, del que no nos cabe la menor duda, que su nacimiento en Cádiz en 1876, le influyó de manera notoria en su formación a la hora de crear sus obras musicales, en las que el flamenco está presente con bastante frecuencia. Andalucía siempre la tuvo en su alma don Manuel, a pesar de que murió en el exilio en Alta Gracia, lejos de su patria.


En 1925, desde un ballet para orquesta sinfónica Falla creó El Amor Brujo, bajo el argumento de una joven gitana atormentada por un antiguo amante. La obra alcanza altos niveles de emoción acorde con los tempos musicales.

El gran guitarrista y compositor Juan Manuel Cañizares termina con su particular homenaje a Falla con este tercer Cd. Para el músico que tanto quiso al flamenco, como quedó probado cuando después de su muerte en Argentina en 1946, fue encontrado entre sus pertenencias un disco de Diego Bermúdez El Tenazas de Morón, uno de los cantaores que participó en el Concurso de Granada de 1922.

Mientras escuchaba este interesante Cd., he percibido que Juan Manuel Cañizares ha dedicado muchas horas de trabajo, esfuerzo, sacrificio, respeto, y admiración por Falla, al que por supuesto le tiene mucho respeto, y al mismo tiempo tiene la capacidad de de transcribir las partituras y llevarlas en espíritu a las cuerdas de su guitarra. ¡¡Enhorabuena maestro!!.

Tras la introducción, el guitarrista nos conduce con su toque al Amor Brujo, alcanzando la plenitud con la Canción del Amor Dolido. La Danza del Terror es el momento culminante para trasladarnos a El Círculo Mágico, que sigue en la Danza Ritual del Fuego con el que expresa los convulsos momentos que vive esta pareja que sufre desde el amor y el desdén que la gitana describe a los personajes de una Andalucía romántica del mundo gitano, Cañizares ha reflejado musicalmente ese ambiente hostil y racial.

En el corte seis, las escenas van adentrándose por otros derroteros musicales donde se engrandece la Canción del Fuego Fatuo. Pantomima, está cargada de simbolismo sonoro, mientras que en la Danza del Juego del Amor, es toda una gozada para disfrutar del prodigio de este hombre para ir anunciando el fin de esta obra cuando suenan las Campanas del Amanecer.

Pero no termina aquí el Cd., nos regala las Suite Homenaje, compuestas entre 1938 y 1939, están comprendidas entre los cortes once al quince, ambos inclusive.

Juan Manuel ha elegido cuidadosamente las diez piezas en total de El amor Brujo, así como las cinco de las suite como homenaje, están llenas de sosiego en la calidad de estos bellos sonidos.

En el libreto, el guitarrista nos explica que, para el tema titulado Pedreliana no es una obra habitual para el repertorio guitarrístico, por eso se ha visto en la necesidad de recurrir a la guitarra especial que ya utilizó para determinados pasajes de los dos trabajos anteriores.

El cierre de este tercer Cd. Es de lujo con Pedreliana, que a lo largo de algo más de nueve minutos sobresale la calidad para calar suavemente en el oyente que percibe la grandeza de la música clásica a la que Juan Manuel Cañizares pone toda su sensibilidad.

El Amor Brujo, es un privilegio escucharlo en esta versión para guitarra, y es para que ustedes la disfruten, y lo digo por experiencia, porque a mí me ha sucedido.