El Flamenco y su vibrante mundo


Libros
Andrés Batista
Editorial Raíces, 2003
Marcos Escánez Carrillo


Andrés Batista es uno de los pocos guitarristas que cuentan con la aureola de profesor preparado y además, es respetado por eso. Créanme si les digo que se trata de un fenómeno harto extraño en el mundo del flamenco. Su fama se debe a una larga trayectoria en el mundo de la enseñanza y a un extraordinario reconocimiento entre los profesionales de la sonanta.

En esta obra, el autor hace una especie de ensayo sobre el arte flamenco en sus distintas facetas : cante, baile y toque. Revisa, sin mucha homogeneidad, los aspectos que identifican al flamenco frente a otras músicas. Aunque eso sí, viene a demostrar con su propia experiencia (y digo “con” y no “desde”) que no todo vale en este Arte. Que incluso los grandes creadores que han sido hitos históricos se sostenían para sus creaciones en unos pilares o reglas más o menos atemporales, basadas fundamentalmente en el respeto y en el conocimiento de la tradición.

Batista aborda temas tan poco corrientes como las posibles dolencias del guitarrista profesional, demuestra la necesidad de que el cantaor conozca perfectamente su voz y el desarrollo de la misma o plantea el esquema general del baile. Son pocas las obras de esta tipología enfocadas con esta doble vertiente, en la que su sencillez revela la intención de dirigirse a un público que no ha llegado a profundizar en el Arte flamenco, pero el ámbito de los temas tratados es amplio y específico para gente que se acerca al flamenco con una actitud activa.

No me caber la menor duda de que “El flamenco y su vibrante mundo” en algún momento de su construcción pretendió ser un tratado antes que un ensayo divulgativo.