El cante cabal de María Mezcle


Opinión


Manuel Ríos Ruiz


Festival Tío Luis el de la Juliana. Cante: María Mezcle. Guitarra: Antonio Sánchez. Vientos: Pedro Esparza. Lugar: Auditorio del Colegio Mayor Isabel de España. Fecha: 22-4-2014.


En la presente edición del tradicional Festival Tío Luis el de la Juliana -que se celebra en memoria del primer cantaor de nombre conocido-, se le otorgó el premio del evento a título póstumo al poeta y flamencólogo Félix Grande, y ha sido muy significativa la presentación ante la afición madrileña de María Mezcle, joven cantadora de Sanlúcar de Barrameda, que ofreció un recital auténticamente revelador de su valía artística.

María Mezcle, perteneciente a una familia de abolengo flamenco, puso de manifiesto que posee un profundo y bien asimilado conocimiento de los más puntuales estilos del género, mediante una poderosa voz y una fidelidad cierta a la ortodoxia. En primer término interpretó dos letras de granaínas, para seguidamente resaltar un cante en desuso: la farruca, con una extraordinaria brillantez. A continuación se “fajó” por tonás, mediante un repertorio en el que sonaron espléndidamente las trilleras. Luego se entregó con jondura verídica en las siguiriyas, para después cantar largamente por tangos. Y finalmente, brillar con donosura y grabo en las cantiñas y las bulerías, siempre entonando coplas de solera.

Indiscutiblemente, María Mezcle puede ser considerada una figura flamenca en ciernes, llamada a ser una valiosa conservadora de la pureza estilística del género, de ahí que los aficionados cabales le aplaudan cerradamente.