Chano Lobato. Toda la sal de la bahía


Libros
Varios autores
Ayto de la Unión, 2007
Marcos Escánez Carrillo


Fue el Festival Internacional del Cate de las Minas el que en su edición del 2007 quiso rendir homenaje al artista gaditano Juan Ramírez Sarabia. Y entre las iniciativas que desarrollaron encontramos la publicación de este libro que nos ocupa, y que traemos a estas páginas para satisfacer el humilde sentimiento de sumarnos al homenaje colectivo que la Comunidad flamenca le está brindando al Maestro tras su último viaje. Éste no ha sido en autobús…

El orden de las participaciones no parece obedecer a un criterio claro, pero la estructura es sencilla. Se trata de una serie de textos monográficos en los que los autores repasan y cuentan sus sentimientos sobre Chano Lobato.

Algunos de los textos son verdaderas sentencias descriptivas del artista, otros son corazones abiertos en canal, y alguno, como el de Gamboa, es un interesante repaso a la trayectoria discográfica de Chano. El único que ha llegado a mis manos hasta el momento.

En cualquier caso, un homenaje bonito. Uno de los cientos que afortunadamente pudo disfrutar este sabio del aire gaditano. Algo tan fuera de lo común en esta España nuestra. Y precisamente esta circunstnacia es la que mejor nos puede ayudar a valorar la figura de Chano Lobato y de su arte; el hecho de que toda España coincida en esa inquietud de reconocimiento al Maestro.

He aquí algunos de los momentos de más disfrute:

Matilde Coral: Chano, me vas a permitir que te riña, no digas más que tú fuiste novillero, tú siempre has sido matador con mayúsculas.

J.M. Gamboa: Nadie como Chano Lobato ha defendido el genuino arte gaditano, cuando no corrían además, tiempos propicios para ello, manteniéndolo en vigencia y vanguardia.

Fermín Lobatón: Porque hay ocasiones en las que afortunadamente, las civilizaciones saben reconocer a sus héroes, y honrar a los maestros que han sabido personificar los valores que la identifican.

Jaime Luque: Propietario del compás, a compás respira y siente, y en palabras de presente…

Miguel Mora: Por encima de todo lo demás: su inteligencia, ese humor, su buen gusto. Y un repertorio no largo, inmenso: una enciclopedia del sabor flamenco.

Antonio Parra: Su cante, aunque sea por seguiriyas, aunque lo diga con su mirada llena de melancolía, surge, no superando el dolor, sino como elevándose por encima de él, como el que cuenta ya para siempre con el dolor, pero, a un tiempo, sabe que el dolor no será ya nunca más el principio de su derrota.

Juan José Tellez: En ese afán de Chano Lobato por agradar, fuera y dentro del escenario, por distraer a su concurrencia, sean familiares, amigos o espectadores, reside una de las claves de su arte desmesurado e inconmesurable.

Y Jesús Vigorra: (Sobre Chano Lobato y Matilde Coral) …. En la gloria de haber llegado a la vejez tan vivos y con la serenidad de haber renunciado para siempre a la gloria, pues esa y no otra, es la sabiduría de la vjez, el abandono de toda inútil quimera que resta la energía necesaria para lo verdaderamente importante, que son muy poquitas cosas.