Cancíón Andaluza


Discos Flamencos
Paco de Lucía
Universal, 2014
F. López de Haro


Tenía pendiente y tengo pendientes varias reseñas que me proponía el buen amigo Marcos Escanez. Entre ellas se encontraba la propuesta de escribir sobre “12 Canciones de García Lorca para Guitarra” de Paco de Lucía y Ricardo Modrego. Prometo terminarla en los próximos tiempos. Pues tal y como decía, justo cuando volvía a escuchar esa gran obra discográfica del maestro Paco, el tiempo y sus inefables astucias se lo llevó para siempre. La verdad es que no pude continuar la tarea, cada vez que lo intentaba me “dolía tó”. ¿Qué arte puede ser más evocador que la música? En fin, ¿qué puedo decir que no se haya dicho ya….?


Esta noche pasada, el insomnio volvió por casa y sobre las cuatro de la mañana uno no pudo aguantar más sobre la cama. A todo esto, con la cara “del que peinaba al hombre lobo” me dispuse a entretenerme leyendo la prensa digital. Nada más abrir la web de unos de los principales diarios digitales de España, me encuentro en primerísima plana “Escucha el último disco de Paco de Lucía”. De repente se me cayeron las tijeras, el peine, la laca, las gafas y hasta la peineta; por supuesto que el hombre lobo salió despedido por el balcón de mi casa. Se me iluminó la cara, que digo la cara, se me iluminaron las orejas. Me lo tragué 2 veces del tirón y ya voy por la cuarta. La verdad es que todo lo que tocaba el maestro lo convertía en oro, era capaz de hacer un disco de reggaetón y hacerlo sonar a los Conciertos de Brandenburgo.

“Canción Andaluza” es el último trabajo discográfico que pudo dejar terminado el maestro Paco de Lucía, un homenaje a lo que todo el mundo conoce como Copla o Canción Española. Otra sentencia más del maestro ¿cómo que canción española? Si es claramente de ambiente andaluz, tanto en su estética como en su música. Porque, que yo sepa esas melodías no tienen nada que ver con el folklore gallego o asturiano por no mencionar más culturas de este país. Esta denominación es otra de las habilidades franquistas, inventarse y lo peor, apropiarse de lo que le daba la gana cuando le daba la gana. La Copla bebe claramente de la cultura popular de Andalucía, todo lo demás son estrategias políticas de otros tiempos cuando el fascismo intentaba encorsetar la idiosincrasia de un territorio plural con culturas variopintas de gran valor y tan validas o más que la Andaluza. Pero en fin, éste es otro tema.

Lo que si está claro, es que el maestro Paco de Lucía hilaba tan fino como quería y a lo largo de su carrera lo demostró varias veces hablando claro, fuerte y sencillo. Por qué recuperar la memoria musical de Federico García Lorca en el año 1965 no es moco de pavo, había que tener una conciencia y una determinación político social muy clara y firme para llevarlo a cabo.

En este trabajo sigue el maestro por el camino creativo que empezara con el mítico “Luzia” para mí, el comienzo de su última reinvención, de su ultimo giro musical. ¿Cuántas veces se reinventó su sonido, su toque, sus composiciones y por ende, la del resto del mundo Flamenco?. Está claro que a partir de ese trabajo el maestro cambia de nuevo el sentido rítmico, melódico y armónico, si cabe. Genera una vez más un sonido nuevo dentro de lo Flamenco, antes no expresado con tanta exactitud y claridad. Eleva el sentido métrico de la frase melódica y enriquece el contenido armónico del acompañamiento. Quizás pueda servir el adjetivo ”Latiniza” en algunos aspectos su propio toque. En cualquier caso, lo importante es que de nuevo crea un universo expresivo para la guitarra flamenca y por ende para todas las otras disciplinas del Flamenco.

Este, su último trabajo bebe y homenajea a la Canción Andaluza y digo homenajea porque crea grandes composiciones en base a 8 grandes melodías del ideario melódico de la Copla como puedan ser “María de la O” u “Ojos verdes”. La pescadilla que se muerde la cola. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? El paradigma infinito. Lo que si es seguro es que de nuevo el maestro Paco de Lucia canta con la misma fuerza, sencillez y originalidad que le caracterizó a lo largo de su carrera artística.

Gracias por existir Maestro. Gracias por este último pedacito de alma. Gracias y hasta siempre.