Antología del fandango de Huelva


Discos Flamencos
Mario Garrido
Discos Rocío, 2009
Perico de la Paula


En el vasto mundo flamenco hablar de Huelva es hablar del fandango, muchas de sus localidades tienen su propio fandango, los cuales se encuentran hoy día perfectamente diferenciados si prestamos atención a la ejecución y variedad de sus matices.

En dos comarcas se enmarcan los pueblos que tienen fandango propio la del Andévalo y la Sierra de Huelva. La primera de ellas comprende las localidades de Alosno, El Cerro de Andévalo, Cabezas Rubias, Santa Bárbara de Casa, Calaña, Zalamea la Real, Minas de Riotinto y Valverde del Camino. La zona de la sierra tiene las localidades de Encinasola y Almonaster la Real.

Los fandangos personales son creaciones personales, las cuales toman el nombre de su creador, hoy dia se puede hablar de los fandangos personales de Tío Nicolás, el de las patillas; la Conejilla; Manuel Pérez; Juan María Blanco; Bartolo el de la Tomasa; Manolillo el Acalmao; D. Marcos Jiménez; Antonio Abad; Juan Rebollo; Juana María, Toronjo, Rengel, Paco Isidro, Rebollo, Pepe la Nora, El Comía, El Rojita, El Herrerito, pudiendo aun nombrar algunos más, sin olvidarnos de los fandangos populares.

A muchos aficionados les puede resultar una tarea ardua el estudiar y conocer tantos fandangos, si no fuese por las antologías que hay editadas sobre este cante, las cuales se encuentran muy bien documentadas, a fin de facilitar esa tarea.

Bajo ese marco se encuentra el trabajo del cantaor onubense Mario Garrido “Fandangos de Huelva. Antología de los Cantes de Huelva”, un trabajo que se adentra en la señas de identidad de los distintos fandangos de Huelva, presentando un total de 20 estilos. Esta antología está dirigida principalmente a descubrir y aprender estos estilos, donde el cantaor recuerda a Rengel, Manolillo el Acalmao, Pepe la Nora, Maria la Conejilla, el Comia, El Comia, Herrerito, Juan Maria Blanco, Paco Isidrio y el Rojita, asimismo nos deja una seguidillas alosneras, estilo desconocido para la mayoría de los aficionados.

Con la guitarra Antonio Dovao, las percusiones corren a cargo de Camilo Villarán y las voces de los coros corresponden a María Isabel Garrido, hija del artista, Gema Miñaca y Elena Bellido esta antología es una obra de referencia ya que Mario Garrido se ha creado un dogma de fe con el paso de los años y su buen hacer en el difícil arte del flamenco, su larga trayectoria profesional y artística ha sido reconocida con numerosos premios y prestigiosos galardones, además de varias intervenciones en la Bienal de Sevilla, en la Feria Mundial del Flamenco y varios programas de televisión.

Una buena obra para aprender y adentrarse un poco más en los cantes de Huelva.