Antología de la Malagueña


Discos Flamencos
Alfredo Arrebola
Eurodigital Multimedia (2005)
Marcos Escánez Carrillo


Del granaíno Alfredo Arrebola, nos llega un compacto doble que recoge 25 estilos diferentes de malagueñas. Creo que esta obra ha salido en el año 2005, aunque no puedo afirmarlo ya que en los créditos no aparece.

Arrebola posee un extraordinario currículum y aún así, no es un personaje conocido en muchos foros. Es Maestro de Enseñanza Primaria; Doctor en Filosofía y Letras (Sección de Filología Clásica, 1978); Licenciado en “Ciencias Religiosas”; y Director del “AULA DE FLAMENCOLOGIA” de la Universidad de Málaga desde 1977.

En su haber cuenta con numerosos premios de ámbito nacional y actuaciones en toda la geografía de la península, así como intervenciones en televisiones, radios, publicación de trabajos en revistas y otros medios de difusión, etc…

Ha publicado un total de 26 libros que versan sobre Flamenco, Folclore y cultura andaluza, y ha grabado hasta ahora un total de 35 discos. Es decir, que Arrebola es uno de nuestros artistas más prolíficos y polivalentes.

Su compostura cantaora y su planteamiento musical obedecen a la extendida durante los años 70. O sea, fiel al canon establecido como ortodoxo, aunque encapsulado en el corte de cantaores de Andalucia Oriental; claro que en este corte también encontramos muchos cantaores de Andalucía Occidental. Me refiero a este tipo de cantaores que siendo grandes conocedores de un considerable número de palos y sus diversos estilos, no se han atrevido nunca con los cantes festeros como las alegrias, los tangos o las bulerias.

En esta Antología, Arrebola entra en la historia de la malagueña como uno de los estudiosos que han interpretado diversos estilos y los han plasmado en un soporte. Otro cantar es que haya sido capaz de plasmar en cada estilo todos los matices que conocemos por grabaciones de otros artistas que le precedieron en cada uno de los estilos. En este sentido, se pueden observar ciertos melismas que hubiesen necesitado algo más de preparación, así como determinados acentos que no se ajustan al legado que nos han dejado grandes malagueñeros como Antonio de Canillas en el estilo de Pitana o Fosforito el Viejo, o el mismo D. Antonio Chacón en alguno de sus estilos. Esto no quiere decir que no lo haga bien. No podría ser de otra manera, ya que Arrebola lleva toda una vida dedicada al cante y a su estudio.

Cuenta con la participación de los guitarristas Enrique Campos, Andrés Cansino y Ramón del Paso, que de forma bastante razonable, consiguen aportar cierto aire a cada estilo para no resultar excesivamente trasnochado. Aún así, el abuso del rever en determinados momentos le restan naturalidad al cante.

Este disco, como todos los que versan sobre un único palo, obedece más a un carácter divulgativo y a una especie de desafío personal que a una motivación artística o comercial. Y ese, es precisamente su mérito. Si además, el tratamiento es aceptable, el cante es ajustado y la guitarra medida, el interés del trabajo está garantizado.