Al paraíso


Discos Flamencos
Manolo Simón
Fl. sin fronteras, 2012
Marcos Escánez Carrillo


Manolo Simón es un cantaor jerezano que no obedece a los parámetros clásicos del Jerez actual. Me explico… Existe una estética jerezana que se repite en la mayor parte de los cantaores y guitarristas de Jerez. Los grandes que resaltan, además de mantener el aire de sus orígenes, añaden su propia personalidad a estas formas estilísticas, convirtiéndose en originales e irrepetibles. Y en definitiva, éstos son muy pocos en comparación con el número ingente de artistas que salen de esa tierra. En este grupo de "singulares", se encuentra Manolo Simón. Un cantaor que, si bien ha desarrollado un concepto tradicional del flamenco, no tiene nada que ver con el Jerez clásico, siendo en la actualidad uno de los maestros que deben ser referencia para este arte por varios motivos.

Todos y cada uno de los argumentos que sustentan esta afirmación, Manolo los ha concentrado en este disco que titula “Al paraíso”. Un disco que resulta actual, antológico, completo, didáctico y disfrutable.

Lo componen 18 cantes, que junto con la completa discografía de Manolo Simón vienen a demostrar la dimensión de su conocimiento y la extensión de su inquietud por la totalidad del flamenco. En este disco, además, el carácter antológico y didáctico lo encontramos porque incluye toda la gama de cantiñas: alegrías, romera, mirabrás y rosas; pero en cortes distintos y no a modo de amalgama. Igualmente aborda seguiriyas y cabales en registros diferentes, o jaleos y tangos extremeños. Todo eso, además de soleá, polo, malagueñas, fandangos del Gloria, zambra y tres cantes por bulerías de distinta factura. La aventura musical de este trabajo está en los fandangos por zambra y en la sevillana… dos palos que Manolo Simón aborda por primera vez en grabación discográfica.

La tesitura de la voz de Manolo Simón es recia y sus formas cantaoras de desgarro y valentía. Siempre demostrando extraordinaria fortaleza y entregando todo lo que tiene, que es mucho y bueno.

Se hace acompañar de la guitarra de Pascual de Lorca, a excepción de dos cortes por zambra (uno de ellos por fandangos), que lo acompaña Joaquin Albert.

La actualidad está presente en las letras de algunos de los cantes: en contra del maltrato de género, o en el cante por rosas que le da nombre al disco “Al paraíso”, que se refiere a los mal llamados "ilegales" que arriesgan la vida cruzando el estrecho en busca de una mejor vida.

En definitiva, que Manolo Simón se reafirma como lo que es, un maestro del cante, inquieto y actual, sabio y cabal. Uno de los muy pocos artistas que siguen grabando un disco al año, y con la generosidad de meter 18 cantes en un trabajo diverso e instructivo, que resulta ameno a pesar de la extensión.