Adiós muchachos


Discos Flamencos
José Antonio Rodríguez
JAR, 2016
Antonio Nieto Viso


“Adiós muchachos” es el nuevo y magnífico trabajo con el que nos acaba de sorprender el concertista de guitarra José Antonio Rodríguez, que en este caso, es además el autor de los once temas, que se completan, al final con la presentación de todos los colaboradores que han intervenido en la obra.



Para mí, supone una enorme satisfacción el poder decir que este Cd. es, hasta ahora lo mejor de su interesante discografía comprendida en ocho trabajos que le preceden, y que hemos seguido con sumo interés observando una evolución constante.

La segunda guitarra, la flauta, la percusión, el baile, el bajo, la batería, y las voces, conforman los avances de la guitarra flamenca de concierto, instrumento necesario en todo evento musical de nuestro arte.

Con veinte años, José Antonio Rodríguez obtuvo el título de profesor de guitarra flamenca en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba. Un hecho que merece nuestro elogio por su dedicación plena a la noble tarea de engrandecer la guitarra. Una recompensa que está en sus discos, y en los muchos minutos de aplausos en los escenarios con el público totalmente entregado a su toque.

El concertista cordobés, nos recibe en este Cd. con “Athena” que pone título a una rondeña majestuosa, expresada bajo el sentimiento más ortodoxo a la hora de dirigirse a todos nosotros.

Por tangos, resulta atractivo seguirle con la participación musical de sus compañeros de viaje, con los que alcanza la perfección.

“Soneto a un desencuentro” es una bellísima composición con la melancolía como pretexto a una situación creada en un determinado momento. Por otra parte, en el “Poema a la soleá” resulta todo lo contrario, a lo largo de ocho minutos y medio, percibimos todo el devenir de este palo tan fundamental para el cante y el baile. Plenamente seguro, recorre a través de las cuerdas un camino ortodoxo con la maestría acreditada ante el oyente que comprueba la técnica más depurada, y el compás diacrónico como referencia. ¡¡ Felicidades ¡!

En el ecuador de esta obra encontramos a “Adiós muchachos” que ha reservado como “Regalo Flat” para dedicárselo al gran maestro Víctor Monge “Serranito” una figura crucial para comprender el toque de este madrileño, que ha sabido con su bonhomía y sencillez ganarse el reconocimiento internacional. Destacamos en la totalidad del toque el ir y venir del sonido de las cuerdas perfectamente afinadas.

“Nana para un niño grande” nos envuelve en un toque por granaína y la nana. Es difícil aunar ambos temas para conseguir tanta grandeza para la guitarra. Aquí se consagra para siempre como un músico andaluz que sabe afrontar todo el flamenco.

Las alegrías de Cádiz suenan a gloria bendita, tanto que involuntariamente marcamos el compás de los tiempos con los pies y las manos. Sonido alegre que podemos calificar como de lo mejor del disco, aunque resulta difícil decantarse por un tema concreto.

Con todos los complementos de sus músicos experimenta desde la heterodoxia para unas bulerías, que en parte, quedan deslucidas por las voces que con poca fortuna hacen su labor.

Aprovecho la ocasión para preguntarme: porqué, no solo aquí, con José Antonio Rodríguez, sino en otros concertistas que graban, cuando intervienen voces cantaoras cantan tan mal; no lo entiendo, un concierto con buen cante y buen toque queda mucho mejor. Creo que es de pésimo gusto molestar al oído ante tanta belleza.

Por colombianas, vuelve de nuevo el aire festivo que la guitarra sabe transmitir al aficionado con esas variaciones estilísticas que los buenos guitarristas como José Antonio consiguen. Merece una mención especial el tema “La fiesta de los locos” con sus múltiples variaciones que Rodríguez ha sabido transmitir, y que puede ser una referencia para el actual panorama de los conciertos.

Finaliza con el título que comprende a todo el Cd. “Adios muchachos” en el que expresa otra forma de sentir el toque flamenco de un artista muy experimentado, que a sus cincuenta y dos años va camino de conseguirlo todo en el toque flamenco.

Un estilo cordobés para tocar la guitarra flamenca de concierto, José Antonio Rodríguez es un artista para todo el mundo.