A por el 2013


Opinión
Marcos Escánez


Hemos cerrado un año 2012 complicado, sobre todo en España, que está instalada desde hace tiempo en la cuerda floja de la economía de mercado más implacable.


Un año cuyos hitos destacables, para mí, son el centenario del nacimiento de Sabicas, el bicentenario de la Pepa (Constitución de 1812), la inminente estafa de Bankia cuyos autores resultan ser fantasmas, la recuperación del festival “Flamenco pa’tós” y el generalizado homenaje por parte de todos los artistas a la figura del Maestro Moraíto. Lamentablemente, despedimos al guitarrista Enrique de Melchor, al cantaor Martin Revuelo y al investigador José Blas Vega. Por el contrario, nos congratulamos con la concesión de la Medalla de Oro de las Bellas Artes al bailaor Israel Galván.

Aún así, el 2012 resultará ser un año que muchos querrán olvidar porque apenas han podido trabajar unos pocos. Ha resultado ser cierta la terrible frase que muchos economistas repiten hasta la saciedad: “No hay de todo para todos”.

El problema es que afrontamos el 2013 con poca esperanza de mejora en lo económico. Así que… por lo menos… hagamos y disfrutemos de buen flamenco. ¡Que se cumplan todos tus deseos…!