A Manuel Parrilla, in memoriam


Opinión
José Cenizo

José Cenizo


A MANUEL PARRILLA, IN MEMORIAM


José Cenizo Jiménez


El flamenco de Paradas (Sevilla), mi pueblo, y el flamenco en general, se ha quedado más triste, huérfano de uno de sus aficionados más cabales. Manuel Parrilla Hurtado falleció el pasado 20 de agosto a los sesenta y cinco años. Era, es un aficionado de lujo, con una pasión altísima por el flamenco, aportando además su perfil como cantaor entregado y solvente a pesar de no dedicarse profesionalmente al cante.



  • Carmelo Camino
  • Carmelo Camino
  • María del Puerto
  • María del Puerto
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas
  • Beni de Paradas


Las malagueñas y los fandangos eran algunos de sus cantes preferidos y que hacía bastante bien. También interpretaba la mariana que popularizó Miguel Vargas con letra de Moreno Galván. La cantó en el espectáculo que su sobrina la bailaora Eli Parrilla, una de las máximas representantes de la escuela sevillana a través del magisterio de Milagros Mengíbar, le dedicó a Miguel con el certero título “El eco de un grande”.

Quizá su punto más destacado puede estar en la zambra caracolera que le cantaba en muchos espectáculos al baile de Eli. Manuel la hacía, desde su humildad, con tesón y precisión hasta llegar a emocionar al público. Lo hemos vivido en varias ocasiones, unas veces como espectador y otras cuando nos ilustró una conferencia en la peña de Dos Hermanas. De pie, se acercaba a la bailaora poniendo todo su conocimiento y entrega. Ponemos aquí alguna fotografía del espectáculo que ofrecieron en la Tertulia Flamenca de Enseñantes "Calixto Sánchez" de Sevilla, noviembre de 2015, cuya reseña está publicada en esta misma web (las fotos son de la tertuliana compañera María del Puerto Rodríguez), así como otras de Carmelo Camino, gran aficionado y buen fotógrafo jondo, del referido espectáculo en la peña de Dos Hermanas, y otras fotos más del fotógrafo paradeño mi paisano Beni de Paradas, con una calidad patente y muy cercano a los acontecimientos flamencos de Paradas.

Los que conocían bien a Manuel hablan de lo buena persona que era, y todos destacan también esa labor como aficionado y cantaor. Descanse en paz.