A Jondoweb, página cabal de Flamenco


Opinión
José Cenizo

José Cenizo Jiménez


A MARCOS ESCÁNEZ, A JONDOWEB,
PÁGINA CABAL DE FLAMENCO


JOSÉ CENIZO JIMÉNEZ


Durante los últimos años, mi referencia principal, mi tribuna básica para comentarios y entrevistas de flamenco ha sido Jondoweb. No es la única en la que he publicado. Por fortuna, he publicado o publico en muchas de las revistas de flamenco que se han editado o editan: El Olivo, Sevilla Flamenca, Candil, Revista de Flamencología, Acordes de Flamenco, Litoral, Demófilo, entre otras, así como las digitales Jondoweb.com, La Madrugá, ExpoFlamenco, La flamenca, La musa y el duende, Sinfonía virtual, etc. Unas ya han desaparecido -como mi entrañable hogar primero, El Olivo, dirigida por el impagable José María Polo-, Sevilla Flamenca-donde participé en sus diferentes etapas- o Acordes de flamenco, así como La musa y el duende, dirigida por José L. Navarro, la última en dejar su actividad, en diciembre de 2023. Mil gracias a todas. Otras siguen activas y con mucha fuerza, como ExpoFlamenco, de la mano del amigo de muchos años Manuel Bohórquez, portal en que publico de vez en cuando y lo haré más en el futuro, entre otras.

Bien, hace unos años, al cerrar Acordes de Flamenco, propuse a Marcos Escánez, que lleva Jondoweb, web digital de flamenco, publicar más a menudo en el atractivo portal y acreditarme para algunos espectáculos -Bienal y Jueves flamencos de Cajasol en Sevilla, sobre todo-. Marcos me recibió con los brazos abiertos. Y yo me hice de Jondoweb hasta la médula.

Y he participado ahí durante más de una década con comentarios de libros, discos y espectáculos de flamenco, así como con entrevistas. De mi mano, y gracias a la web, han pasado un buen número de autores y artistas. No doy nombres porque para mí todos son importantes y todos merecen respeto y dedicación por mi parte (están en el portal). Los comentarios los hago a mi manera, cómo si no, y si a alguien he molestado pido todas las disculpas del mundo de antemano, por mucho que defienda, a la vez, mi libertad de expresión. Nunca he intentado ofender, todo lo contrario. Divulgar las obras, darles mi tiempo para que se conozcan un poco más. Algo que para mí ha sido un placer, pues adoro el flamenco desde los 18 o 19 años, y tengo 62. Fui a un recital de Miguel Vargas en Paradas, mi pueblo y el suyo (nació en La Puebla de Cazalla, pero se vino a Paradas muy niño) y ya este “dulce veneno”, como digo yo, se me quedó para siempre, y sólo la muerte borrará esta afición que uno complementa con la investigación y los comentarios indicados, amén de la creación de letras flamencas, la labor en peñas, la didáctica del flamenco, la organización de algún encuentro flamenco en distintos lugares...

Bueno, me queda dar las gracias a Jondoweb y a su coordinador y fundador. Allá por 2004 empezó -me dice-, aunque en 2003 ya funcionaba el portal Almería Cabal, recopilación del flamenco de Almería. Felicitarlo por su entrega, su afición, su éxito. Me dice que llegó a tener más de 50000 visitas mensuales, ahora unas 10000, seguramente por el formato, necesario -como dice- de actualización. Se ha prejubilado de su profesión en la banca y le deseamos lo mejor en lo personal y en lo familiar. Nos dice que deja de publicar la revista. Respeto, claro, su elección. Un honor, por tanto, haber estado en ella, con él y con otros queridos compañeros que han publicado alguna vez aquí. Larga vida, de todas formas, a Jondoweb, pues espero que siga pudiéndose consultar. Y mil gracias por acogerme con tanto afecto, que he intentado que sea mutuo. Mil gracias.