Conferencia


Cultura popular y ocio urbano: los cafés cantantes de 1850 a 1900

Durante la segunda mitad del siglo XIX, los cafés cantantes, conciertos o líricos, al amenizar las reuniones sociales con un espectáculo musical cada vez más sofisticado contribuyen a la organización industrial y comercial del ocio urbano. Los cafés cantantes de Sevilla y Madrid que ofrecen como reclamo el género flamenco conocen un éxito rotundo hasta los albores del siglo XX y se convierten de este modo en un espacio socialmente heterogéneo en el que las identidades de clase, edad y sexo se organizan según la temporalidad social del ocio. El estudio del discurso represivo contra esos cafés, que la burguesía liberal pregona en la prensa y literatura y que pretende estigmatizar a los que han hecho del cante y las mujeres su forma de divertirse, muestra que esta forma de ocio carece de finalidad moral para una ideología basada en la valorización del trabajo.
imagenesconferenciantes/7.jpg
Mercedes Garcia Plata