RIZO. Cante lleno de vida


Reportaje
Jorge Sánchez
Marzo, 2.017
Jorge Sánchez


Asistir a los momentos de Cante del Padre Rizo, siempre es un motivo de alegría y de gozo.

En la Parroquia de Sta. Cruz, de Madrid, bajo el Lignum Crucis y la advocación de muchos penitentes de San Judas Tadeo, se oficia un Funeral que el flamenco extremeño Adolfo quiso que se celebrara a su fallecimiento.

Y ahí estaban los artistas flamencos, José Manuel Montoya al Toque, el onubense Narciso Bejarano y el madrileño Francisco Prieto, al Cante. Y con ellos, el Oficiante y Cantaor, Bartolomé Rizo, el Padre Rizo.

Fue un aluvión de cantes, todos con sentío, todos con enorme sentimiento.

Fandangos de Huelva de entrada. Malagueña del Mellizo, en el "Señor ten Piedad"con un buen cante de Bejarano. Fandangos de Lucena. Caña en el "Aleluya".

Rumba en el ofertorio y Petenera en el prefacio. Unos tientos con Prieto fantástico en el "Santo". Granaina en el "Padrenuestro" y Seguiriya en "Cordero de Dios".

Sevillanas en la comunión y para terminar la Misa, una Salve Rociera.

Una mañana de enorme alegría, tanto para el recuerdo de un aficionado flamenco, como para nuevamente poder disfrutar de un hombre cuya vida es la Fe y la Cultura Flamenca. Siempre estaremos en deuda con el Gran Padre Rizo.