Flamenco y Universidad Vol. L


Discos
Isabelita de Jerez
Marita Ediciones 2016
Antonio Nieto Viso


Isabelita de Jerez
Jerez en el Recuerdo
Flamenco y Universidad Vol. L
Marita Ediciones 2016
Autor. Antonio Nieto Viso



Entre los años 1927, 1930 y 1931, la cantaora Isabelita de Jerez grabó para la casa Odeon 13 discos de pizarra acompañada por la guitarra de Manolo de Badajoz


Gracias al amigo Antonio Reina, que por su generosidad podemos escuchar estos 26 cantes ya digitalizados de su colección particular, y donde los técnicos han conseguido en parte, devolverle su originalidad, en unos casos, más que en otros.

Destacamos la importancia de estos documentos por aquello de comparar aquella época con la actualidad, en la se canta mejor que nunca, aunque con negros nubarrones en el horizonte de este arte.

La artista que ocupa este Cd. Isabel Ramos Moreno, artísticamente conocida como Isabelita de Jerez, nació, valga la redundancia, en Jerez de la Frontera el año 1895, y murió mientras estaba de gira con Pastora Imperio en Zamora, el 7 de Junio de 1942, a los 46 años de edad como consecuencia de una insuficiencia hepática.

Transcurridos los cinco años que marcaba la ley de entonces, en 1947, su esposo José Durán Mediavilla, y su hija adoptiva Rosa Durán, volvieron a Zamora para cumplir el trámite del traslado de sus restos al cementerio de su ciudad natal, en donde descansa para siempre.

A lo largo de la audición de este Cd. nos cercioramos de lo que dicen las crónicas de la época, que Isabelita canto muy bien, especialmente los cantes de su Jerez natal, amén de otros palos.

En los siete fandangos que hemos podido escuchar denotan una alta graduación, en donde apreciamos las influencias de José Cepero o viceversa, y algo más lejano el estilo del Niño Gloria.

Lo mejor de todo el repertorio, son las cuatro saetas con banda de música incluída bajo la dirección del maestro Romero. Isabelita, es por saetas una excelente intérprete, que sigue estando de actualidad en su estilo cada Semana Santa.

Antes de proseguir, queremos destacar el excelente toque de acompañamiento de Manolo de Badajoz, que está genial en su labor con una técnica muy avanzada, que aún siguen utilizando algunos de los actuales guitarristas.

En las cuatro seguiriyas, percibimos los estilos de Jerez que nos dejaron Paco La Luz y Manuel Molina, y llama poderosamente la atención el estilo de Los Puertos.

La rumba, nos sirve de referencia para apreciar los pocos cambios de este palo a lo largo del tiempo. Su fiesta jerezana es de un valor excepcional con el compás perfecto de su tierra.

Las bulerías por soleá, ya por aquellos años estaban bien estructuradas, aunque en los créditos figuran como bulerías. La Petenera, es profunda en su desarrollo vocal tal como la estructuró Medina, aunque en algunos matices aparece la Niña de Los Peines, o ambas se influenciaron mutuamente.

Isabelita de Jerez, supo dejar para la posteridad distintas clases de soleares, entre ellas están, los estilos del Mellizo y de Joaquín El de la Paula. Sus bulerías de Jerez propiamente dichas están perfectamente desarrolladas en el ambiente jerezano.

La programación estilística de este trabajo finaliza con unas alegrías de Cádiz muy personales, con lo que queda acreditado, que Isabelita de Jerez fue una gran cantaora que merece ser conocida por toda la afición.