Curro Lucena. En Directo


Discos
Curro Lucena
No venal
Antonio Nieto Viso


CURRO LUCENA. GRABACIONES EN DIRECTO.
Edición limitada no comercial


La felicitación de la pasada Navidad por parte de mi amigo el cantaor Curro Lucena, ha sido una agradable sorpresa, puesto que me ha llegado en un doble Cd. con sus actuaciones en directo correspondientes al periodo comprendido entre los años 1981 y 2014. Luego, es una selección de sus mejores momentos como artista.



La calidad técnica y artística es excelente, por eso puedo tratarlo con total objetividad, sin que me traiciones el subconsciente debido a la amistad que mantenemos desde niños, pero ante tan interesantes documentos considero oportuno compartirlos con todos ustedes.

A mi juicio, estamos ante una auténtica antología personal, tanto por la cantidad como por la calidad de cantes en los que Curro Lucena está acompañado por interesantes guitarristas como: Manolo Franco, Niño Elías, Merengue de Córdoba, Luis Calderito, Juan Carmona Habichuela, Manuel Silveria, y Pedro Bacán; sin olvidarnos del magnífico acompañamiento del piano manejado por Antonio José Henares en una guajira de Cayetano Muriel. Toques señeros para un cantaor que conoce su oficio a la perfección, y que lo conjuga con su voz con sonidos inigualables de toda una época.

El abanico de estilos con el que abre y cierra esta importante obra que está compuesta por: Cinco soleares, tres seguiriyas, el fandango de Lucena, la guajira, la granaína y la media granaína, alegrías de Cádiz, tres fandangos naturales, la caña, la malagueña, los tangos de Ronda, alboreá, taranta y minera, que completa con el taranto, para cerrarlo todo con la zambra, último cante creado en el siglo XX por Manolo Caracol.

Curro Lucena, es un artista que canta todos los palos del Flamenco, que en parte aprendió en el tablao Zambra a principios de los años setenta del pasado siglo XX al lado de maestros como: Rafael Romero, Juan Varea, Pepe el Culata, y Pepe el de la Matrona. Es decir, conocerlo todo por dentro y por fuera con las circunstancias añadidas de dolores y placeres de la vida, elementos necesarios para un cantaor.

Naturalmente, he quedado satisfecho escuchando todo el repertorio, por eso quiero destacar del primer Cd. las soleares de Tomás Pavón, aquel gran cantaor que supo pellizcar en su genética para conectar con los buenos aficionados de su tiempo, que por cierto, no eran muchos.

Los fandangos de Lucena, con letra del gran poeta y paisano Antonio Rivas López suenan a gloria, sobre todo para los que hemos tenido el privilegio de contemplar la entrada triunfal de la virgen de Araceli cada primer domingo de Mayo como Patrona de Lucena y del Campo Andaluz en la catedral de la Subbética.

Resulta necesario detenerse por unos minutos para escuchar la caña con los esquemas que Curro aprendió directamente de Rafael Romero, maestro con el que compartió escenario en el añorado tablao Zambra.

Aporta su personalidad en la malagueña de Manuel Torre, que remata maravillosamente bien con la cartagenera de Cayetano Muriel. No todos los cantaores saben hacerlo, Curro sí. Por otra parte, siempre le he prestado mucha atención a la forma de cantar los tangos de Ronda, que se los escuché por primera vez en Televisión Española allá por el año 1981 acompañado por la guitarra del llorado Juan Carmona Habichuela. Sin ningún temor a equivocarme, estos tangos son una recreación del propio Curro, aunque él por humildad hasta ahora no ha querido reconocerlo.

En el segundo Cd, sobresalen las seguiriyas cargadas de emociones vividas por esos escenarios de España, América, y Japón. La alboreá la mece sabiendo que consigue bellos efectos sonoros. Los fandangos del Gloria suenan magistralmente arropados con su personalidad.

Quiero tener una mención especial para el corte seis, lugar donde se encuentra la soleá apolá que cantó en la Peña la Platería de Granada el 12 de Diciembre de 2009, en presencia de algunos familiares de Cobitos, maestro del que nuestro amigo reconoce que la aprendió, artista que como sabemos nació en Jerez de la Frontera, pero que vivió la mayor parte de su vida en Granada.

Destacamos que Curro es un verdadero especialista de los cantes de Levante, así lo acreditó cuando en 1985 ganó la Lámpara Minera del Festival Internacional del cante de las Minas. Aquí suenan genialmente la taranta, la minera, y el taranto.

Para finalizar, reconozco la importancia de los veinticinco cantes recogidos en directo durante la intensa carrera de Curro Lucena. Una joya irrepetible para los afortunados que la tengan.