Entre lirios y azahares


Discos
Raquel Villar
RV, 2011
Cristina Pérez


Raquel Villar presenta un disco en el que el amor gira en torno a la música a golpe de poeta. De voz aterciopelada y garra flamenca, la joven madrileña logra a través de sus canciones llegar al oyente, sumergiéndole en la fuerza que derrocha su incomparable voz. La producción se ha llevado a cabo en los estudios de José Luis Garrido, galardonado con numerosos premios Grammys y un Oscar, quien también ha trabajado con artistas como el gran Camarón o José Mercé. El disco ha contado con la supervisión de numerosos profesionales pertenecientes todos ellos al mundo del flamenco, aportando su aire más cálido y su gran experiencia. La diversidad de sus temas hace del disco la oportunidad perfecta para atraer al público joven, llegando a ellos con canciones como En Cuba me enamoré o Chalay. Fresco, íntimo, dedicado e imprescindible en la colección de todos los aficionados flamencos, Entre lirios y azahares recoge el flamenco más tradicional de siglos pasados impulsándolo a la más pura sensación del flamenco del siglo XXI.


Raquel Villar, conocida en los círculos flamencos como La Debla Flamenca, cuenta con una gran experiencia tras haber recorrido medio mundo entre otros trabajos, interpretando el papel de la Argentinita en el Llanto de Ignacio Sánches Mejías por Federico García Lorca.

Primera ganadora de la silla de oro de Leganés y de numerosos primeros premios en otros concursos, Raquel desprende en este disco toda la magia de su voz al compás de sus letras, de composición propia. De este amor por el flamenco, nace la canción Es el flamenco, un tributo al cante que “lo envuelve el alma” y que ha sido muy bien acogido en el entorno flamenco más selecto.

Entre lirios y azahares aúna fandangos, granaínas y tangos bajo un destacado sello personal. El ritmo de compás flamenco, la interpretación con estilo propio y una voz con esencia flamenca, hacen de esta producción la confirmación de una artista ya consagrada, que vive por y para el flamenco y que así lo transmite en sus canciones. Romántica, rebelde y luchadora, sacude con su espíritu la música que crea y lo deja patente en Entre lirios y azahares, canción que da nombre al disco y que caautiva con su “Alegría”.

Otra mención exquisita, es el tema compuesto a la Alhambra, joya de Granada y cuna de inspiración de grandes artistas. Donde “la luna posa sus labios de plata”, y cerrando los ojos nos arrastra al flamenco más personal, embriagado por una voz de lo más sentida y rasgada.

Así nace De entre lirios azahares, de Raquel Villar, un disco cargado de dedicación y mimo, y que sin duda, no podrás dejar de escuchar. Un alegato de buena música para los aficionados de hoy en día y una inolvidable contribución en la historia del flamenco de todos los tiempos.